Los últimos días las protestas contra el Gobierno han cambiado de escenario, ya que el tradicional punto de encuentro en Plaza Baquedano o Plaza Dignidad ahora se trasladado a calles cercanas a La Moneda, incluso en Valparaíso se han reunido personas cerca del Congreso Nacional. Ante esto, el Ejecutivo estima que los manifestantes no tienen la intención de ingresar al Palacio Presidencial o a la sede legislativa, sino que el fin que buscan es el de destruir y saquear.

Así lo manifestó el subsecretario del Interior, Juan Francisco Galli, quien en entrevista con radio Universo dijo que “hay grupos minoritarios, no más de 400 y 500, que no creen en la democracia ni en la hoja de ruta que nos trazamos el 25 de octubre como país y nosotros tenemos que mantener el orden público y contener a aquellas personas que no creen en los procesos democráticos”.

En ese sentido, explicó que “una de las grandes lecciones que hemos aprendido es distinguir las manifestantes legítimas de aquellas acciones violentas, lo que Carabineros ha incorporado en sus protocolos de mantención del orden público”.

Respecto al trabajo de Carabineros en las manifestaciones, Galli sostuvo que los funcionarios policiales tienen la capacidad de seleccionar y detener a quienes cometen hechos de violencia, “frente a los cuales tenemos pruebas de su participación en acciones violentas, es el nuevo estándar de la democracia que nos hemos puesto después de los últimos meses y por lo tanto creo que Carabineros ha aprendido bastante lecciones de lo ocurrido en el pasado”.

El subsecretario también aseguró que ha cambiado el lugar donde se agrupan los manifestantes, pero “no veo en ellos la intención de ingresar al Palacio de La Moneda ni al Congreso Nacional, sino más bien un afán de destruir, saquear y aprovecharse del contexto de estas acciones violentas para saquear locales comerciales y Carabineros está actuando para detener a esas personas y por eso hubo 46 detenidos en el país producto de los últimos hechos de violencia”.

Ante esta modificación del escenario, la autoridad de Gobierno admitió que el cambio donde se originan los actos de violencia “hace más difícil el trabajo policial (…) por este motivo, la intendencia y las policías se están coordinando con la municipalidad”.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí