Llegó fin de año.  2020 será el año en que se agotó el ciclo abierto en 1990.  El problema es que algunos actores políticos no se han dado cuenta.  Pese al rotundo veredicto del plebiscito del 25/10,  sectores de las élites mantienen prácticas que la ciudadanía rechaza: el cálculo pequeño, la política como farándula, los afanes comunicacionales, sin sintonizar con lo que la población necesita: empleo, protección social, transparencia. 

Diciembre se iniciará con la discusión del 10%.  Con una renovada agitación callejera, que a diferencia del estallido social, muestra mas organización, se disloca a lo largo de varias ciudades y tiene una demanda unificadora: que renuncie Piñera.  Por ahora con poca masividad, pero puede abrir una nueva coyuntura en la cual no están exentos condenables casos de saqueos y desmanes.  ¿Estamos en presencia de una situación pre insurreccional? ¿o es desgobierno? ¿o las dos cosas?.

La ausencia de hegemonía es notoria, sectores del congreso con afán por “correr los cercos” que se potencia con la inacción de la Moneda.  No perciben que la población recela de ambos. Vivimos la fase final de la constitución del 80.  Sus mecanismos están debilitados en su legitimidad,  entre ellos el TC.  Mientras no instale el proceso constituyente, viviremos un precario cuadro.  El realismo sugiere consolidar el camino institucional que mandató el plebiscito, un acuerdo de gobernabilidad hasta que termine el actual periodo ayudaría, la deposición de egos también.  

Lo evidente: la economía demorará en recuperarse.  La vacuna tardará.  La nueva institucionalidad política está en pañales mientras las primarias muestran que los partidos carecen de convocatorias significativas.  La Moneda se va quedando sin divisiones y solo reacciona tácticamente.  Carece de reserva estratégica y de profundidad para maniobrar.  ¿A favor de quien corre el tiempo?

Sensación térmica: Despelote creciente

Fin de año no pinta bien.  Sin lucas y con despelote callejero creciente.  Mientras, el virus sobrevive.  Lamentamos 20 mil compatriotas fallecidos.  El Colo Colo colista y se murió Diego.  Temporada de renos flacos.  Rueda hiper apernado. ¿Alguien se sorprende porqué la mayoría de la población está enrabiada? 

La contundencia del Apruebo  no ha creado un nuevo clima.  Las prácticas estatales siguen iguales.  Pero la sociedad esta inquieta.  Las elecciones de constituyentes se ven lejanas (abril 21), las presidenciales mucho mas.  ¿Predominará la disciplina social?  ¿Resistirán las instituciones? Un año atrás el Presidente, se refería a  Chile como un “oasis” en AL.  ¿Seguirá pensando lo mismo? Se acerca Navidad y fin de año.  Difícil que alguien recuerde a 2020 con nostalgia.  ¿Qué le pedirá Chile al Viejito Pascuero?

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí