Sorpresa causaron al interior del Gobierno las críticas que recibió el acuerdo firmado con la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) para que asesore a la Convención Constitucional.

Fue así que el ministro de Relaciones ExterioresAndrés Allamand, aseguró que “la propia reforma de la Constitución que dio lugar al proceso constituyente señala que una de las obligaciones que tiene el Gobierno es precisamente poner a disposición de los constituyentes la asesoría técnica del mayor nivel que pueda obtenerse“, subrayando que “no logro entender cuál es crítica“. 

En ese sentido, el canciller explicó que lo “que vamos a hacer es poner a disposición de los convencionales y en general de las fuerzas políticas y ciudadanas que participen en este proceso, la visión que se tiene desde una de las organizaciones de mayor prestigio desde el punto de vista de las distintas políticas públicas“.

respondió a las críticas tras haber firmado un acuerdo con la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) para que asesore a la Convención Constitucional.

En tanto, el titular de la Segegob, Jaime Bellolio, manifestó por su parte que “parte de las obligaciones que tiene el Gobierno como política de Estado es el acompañamiento de ese proceso, particularmente en el ámbito técnico, por tanto a mí me resulta sorpresivo que haya quienes critiquen que la OCDE, dada la experiencia que tiene en documentación, en información, en los análisis comparativos de las mismas constituciones, que alguien critique que pueda haber mejor y más información”.

En dicho contexto, explicó también que “es parte de la obligación que tiene el Gobierno de Chile, no solamente de financiar, sino que también por ejemplo prestar el lugar donde se va a hacer y prestar asesoría técnica, entonces este convenio tiene que ver con eso, con que haya mejor y más información para que sea la Convención la que tome la decisión del reglamento, de cómo van a funcionar y cómo va a ser esa nueva Constitución”.

Por ello, para el Vocero de Gobierno, “no hay ningún caso, ni un atisbo, de querer influir en términos de uno u otro contenido, eso le va a tocar a los convencionales constituyentes que van a ser electos por los ciudadanos. Por supuesto el Gobierno tiene la obligación de prepararse para lo mejor en este caso”, recalcando que “esto es algo que es una política de Estado, no una política de uno u otro ministerio”.

Acuerdo Chile-OCDE

Cabe recordar que el mencionado acuerdo de acompañamiento técnico del proceso constitucional de Chile, se firmó durante la reunión que sostuvieron el pasado jueves 3 de diciembre en Francia el canciller Allamand con el Secretario General de la OCDE, Ángel Gurría.

En dicha ocasión, el exsenador explicó que “hemos firmado un acuerdo muy importante para dar cumplimiento a una de las obligaciones que tiene el Gobierno en relación al proceso constitucional en marcha. De conformidad a la reforma constitucional aprobada, el Gobierno debe proveer el soporte técnico a quienes tengan la responsabilidad de redactar una nueva Constitución”.

Asimismo, precisó que la OCDE “va a entregar su aporte en diversos temas, pero particularmente en una lista en la que la experiencia de la organización y de Europa es particularmente importante”, y agregó que “estamos hablando del régimen político, donde deberá resolverse si se mantendrá el régimen presidencial o avanzará a otra forma política; los derechos sociales; materias medioambientales; defensa de los consumidores; nuevos derechos individuales en la era digital, y también aspectos institucionales, como la autonomía del Banco Central y las tareas del Tribunal Constitucional”.

Lea el acuerdo con la OCDE (en inglés):

Acuerdo de Acompanamiento Chile-OCDE by Mario Estay on Scribd

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí