La expresidenta de la UDI, Jacqueline van Rysselberghe, admitió este domingo que el Gobierno de Sebastián Piñera estuvo a punto de caer, “más cerca de lo que la gente piensa” a raíz de la violencia que se registró tras el estallido social del 18 de octubre de 2019.

Así lo sostiene en una entrevista con La Tercera, en donde afirma que después del estallido “lo peor que le podía pasar a Chile es que se quebrara la democracia. En ese contexto, nosotros estuvimos dispuestos a pagar los costos de lo que eso significaba. Y de eso no me arrepiento”.

A renglón seguido, sostiene que como gremialismo ya no están dispuestos a pagar los costos, añadiendo que “lo que pasa es que, de verdad, el Gobierno estuvo muy cerca de caer, probablemente más cerca de lo que la gente piensa”.

Y agrega que “estuvo muy cerca. Si el país seguía en esa escalada de violencia que estábamos viviendo para el 15 de noviembre, la misma gente de derecha le habría pedido a Piñera que se fuera”.

 En ese sentido, Van Rysselberghe explica que no fue el gremialismo, afirmando que en ese caso “se habría generado una situación política muy compleja que habría puesto en jaque la estabilidad del Gobierno”.

Uno maneja antecedentes de cómo se estaban dando las cosas. Entonces, estuvo cerca. Y si todos hubiésemos actuado irresponsablemente, lo más probable es que hubiéramos terminado en una situación en que se hace insostenible que el gobierno pueda seguir gobernando. Eso, aquí y en cualquier parte, es un golpe de Estado blanco, pero golpe de Estado al fin”, precisó.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí