El 30 de noviembre pasado el ministro de Salud, Enrique Paris en su televiseca cuenta sobre el Coronavirus aseguró:“Nosotros estamos muy preocupados, y el Presidente de la República también, por esta segunda ola (…) Creo que es una realidad y ha ocurrido en otros países y con mucho más fuerza que la primera ola. Es por eso que el Presidente le ha pedido al Ministerio de Salud, y hoy día le presentamos justamente ese plan de emergencia ante una segunda ola”, dijo el ministro Paris en el balance diario.

Pero este domingo, en entrevista con La Tercera, literalmente se da una vuelta e carnero y dice lo contrario: “No lo veo todavía como una segunda ola, por el tipo de curva, aplanada. Pero me preocupa”

Las cifras oficiales del MINSAL indican que todo sigue de mal en peor porque suman en las ultimas 24 horas 2.191 nuevos contagios y 53 muertos.

Curiosamente el ministro en esta misma entrevista reconoce que las cifras de contagios van en aumento y ante la pregunta: “Otro escenario complejo es la progresión de la pandemia. Ustedes simularon tres escenarios, uno de ellos, incluso, catastrófico. ¿Cómo ve la situación? Paris responde: “Las cifras no han ido a ese ritmo, afortunadamente. No ha sido tanto, pero estamos preocupados porque las cifras va aumentando, están creciendo a un ritmo de 10%, u 8% por semana a nivel nacional. Ese porcentaje en la Región Metropolitana, con la población que tiene, es mucho. La gen-te no se da cuenta, pero la incidencia también ha ido subiendo. Estábamos acostumbrados a tasas de 49 o 55 casos por cada 100 mil habitantes, y ahora estamos del orden de los 60″.

Si el Ministro no tiene certezas o cambia el discurso poco le puede pedir a la escéptica ciudadanía. Son muchos los errores comunicacionales que han ocurrido en el manejo de la pandemia y que le han ido quitando seriedad a las medidas, porque si bien tratan de orientar a la ciudadania, tanto el ministro como la subsecretaria Paula Daza en sus conferencias de prensa para dar a conocer las medidas en vez de ser claros, tajantes y precisos, se dan vuelta en un sinnúmero de ideas, temas y lo realmente importante queda diluido en esa sopa insulza de cosas poco relevantes, tal como ocurrió este sábado cuanto el ministro Paris hablando de la necesidad de usar la mascarilla enredó el mensaje hablando de unos bailes y de una entrevista a un señor en una medio asociado a La Tercera, es decir lo que debía reforzar -el uso de la mascarilla de manera correcta-, es decir usar la conferencia de prensa para comentar cosas irrelevantes no ayuda a la urgente necesidad de insistir y majadería que la gente use bien la mascarilla, que aplique el distanciamiento social, que tanto locatarios como funcionarios públicos que atienen gente usen mascarilla y por cierto que las autoridades también lo hagan de manera correcta. Por último, si el ministro no tiene claridad en lo que va a decir mejor que no hable.

4 COMENTARIOS

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí