Balance Infogate 2020: Los patinazos comunicacionales que acompañaron al Presidente en el peor de sus años

La foto en Plaza Baquedano, el funeral de su tío Bernardino Piñera, la compra en la enoteca y sus fotos en Cachagua sin mascarilla, son cuatro de los hitos negativos en el complejo año del Mandatario.

0
772

A veces lo traicionó su exceso de entusiasmo; en otras ocasiones, algo cercano a la ingenuidad. En muchas, la mera mala suerte de ser captado por los focos en el peor de los momentos y lugares. Pero las más de las veces, derechamente se equivocó.

En un año en el que la tensión en el país ha vivido al filo ya sea como consecuencia del 18-O, la pandemia, la crisis económica y la intensa guerra política, los errores del Presidente de la República, Sebastián Piñera, aparecen para muchos como imperdonables. Más aun, considerando el hándicap de rechazo abierto por parte de un importante sector ciudadano que arrastraba desde antes de llegar por segunda vez al sillón presidencial, pese a su victoria inobjetable en 2017.

Las cámaras de la prensa y de la ciudadanía han estado permanentemente encima del Presidente desde su primer mandato (valga recordar las ya famosas “Piñericosas” popularizadas por un medio reconocidamente opositor a su gestión), por lo cual cualquier error u omisión terminan en la palestra, viralizado hasta el cansancio a través de las redes sociales, y la mayoría de las veces con un impacto negativo que excedió con creces a su real importancia.

Lo anterior dio cuenta de una desprolijidad comunicacional en torno a una figura pública que, como tal, debe cuidar y estar pendiente de su imagen durante todos los días del año, no solamente en sus momentos de trabajo sino, especialmente, fuera de el, que es donde ocurren habitualmente los relajos que se traducen en impactos negativos.

En Infogate, al término de este complejo 2020, hicimos una selección con 4 de los mayores “patinazos comunicacionales” del Presidente, y que implicaron enormes críticas en momentos en que la agenda nacional debería haber estado pendiente de temas muchísimo más urgentes.

La foto en Plaza Baquedano

El 3 de abril, la imagen se filtró a través de twitter: el Presidente Piñera recorría la Plaza Baquedano, el espacio icónico de las manifestaciones masivas desde el 18 de octubre del año pasado.

Se trató de un despropósito evidente considerando la fuerte carga emotiva del lugar en el marco de las movilizaciones del 18-O, más allá de su derecho, como cualquier ciudadano, de desplazarse libremente.

La visita le valió incluso críticas en medios extranjeros, aún cuando el Mandatario defendió inclaudicablemente su posición.

“Iba de vuelta a mi casa desde La Moneda. Hacía mucho tiempo que no pasaba por Plaza Italia y decidí bajarme por un par de minutos. Me dio emoción ver la Plaza Italia solitaria, tranquila, vacía. Después de haberla visto tanto tiempo a través de la televisión y, a veces, en los regresos a mi casa, pero desde lejos, cuando pasé por ahí me bajó una emoción muy grande”, señaló días después.

El funeral de Bernardino Piñera

El domingo 21 de junio se efectuó el funeral del tío del Presidente Sebastián Piñera y exarzobispo de La Serena, Bernardino Piñera, ocasión que se transformó en otro dolor de cabeza comunicacional para el Mandatario y su equipo

Los cuestionamientos se originaron no solo por la cantidad de asistencia de personas al funeral, pero también por la apertura del féretro, lo que permitió que Piñera y otros asistentes se acercarán a ver al familiar y darle su último adiós, lo cual provocó reacciones en las redes sociales, puesto que la ceremonia se realiza en medio de la pandemia del CORONAVIRUS y los exigentes resguardos que se han decretado para estas situaciones y así evitar posibles contagios.

La defensa que hizo su primo y exministro del Interior, Herman Chadwick, tampoco ayudó mucho para tratar de justificar lo injustificable del momento. Así, al hacérsele presente que además de familiares y cercanos asistentes estuvieron presentes tres sacerdotes, seis músicos y dos fotógrafos (transformado la cantidad de personas en el lugar en 31 y no 20 como sostenía), Chadwick hizo un insólito conteo: “No, no, esos no se cuentan”.

La compra de la enoteca

Aún envuelto en la polémica por el funeral de Bernardino Piñera, el Presidente volvió a ser el foco de las críticas, luego que una grabación lo registrara saliendo de una enoteca en Vitacura, “con total relajo, vestido con camisa manga corta“, según consignamos en la publicación del 29 de junio

Desde Presidencia explicaron que la situación ocurrió el sábado 27, ocasión en la que el Mandatario contó “con el permiso correspondiente”.

Las redes sociales nueva arreciaron en sus críticas, especialmente por su visita a un tipo de negocio que dista mucho de ser de primera necesidad en momentos en que la pandemia estaba en su peak a lo largo del país, con las correspondientes medidas restrictivas como cuarentenas.

Las fotos playeras de la discordia

En el primer fin de semana de diciembre, cuando las autoridades sanitarias ya hacían hincapié en las medidas preventivas por las fiestas de fin de año y los cuidados a adoptar en los viajes fuera de las zonas de residencia, el Presidente fue captado en la playa de Cachagua paseando y sacándose selfies, pero sin mascarilla como lo establece el protocolo de las autoridades sanitarias dispuesto para la visita de turistas a las costas del país.

Las fotos del mandatario durante su visita a este balneario lo muestran tomándose fotografías con salvavidas, junto a tres personas, dos de los cuales eran escoltas.

Acosado nuevamente por las críticas, Piñera tuvo que salir a pedir disculpas por el error. Peor aún, se autodenunció ante la autoridad sanitaria de la Región de Valparaíso y, cosa inédita, recibió una multa de $2,5 millones que fue prontamente cancelada de acuerdo a La Moneda.

Y como los malpensado siempre existen, el Gobierno tuvo que salir al paso para descartar el bulo de que el anuncio del retroceso de toda la Región Metropolitana a Paso 2 hubiera sido una maniobra comunicacional para tapar este desaguisado.

No nos vamos a hacer cargo de comentarios mal intencionados que piensan que esto es para tapar otra cosa. Creo que el Gobierno ha dado pruebas de proactividad, de ser bastante serio en el manejo de la crisis sanitaria y la verdad que teorías como esa no corresponden”, afirmó tajantemente el ministro del Interior, Rodrigo Delgado, el 8 de diciembre.

Publicidad

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí