Luego que se viralizara una fiesta clandestina en Cachagua, donde los participantes no respetaban ningunas de las normas sanitarias como distancia social y uso de mascarillas, el Gobierno reaccionó como de costumbre, anunciando las penas del infierno en contra de los padres, organizadores y asistentes, por lo que presentarán una querella contra quienes resulten responsables.

Así lo dio a conocer el intendente de la Región de Valparaíso, Jorge Martínez, quien señaló que “quiero expresar la indignación que como región tenemos por este tipo de fiestas masivas que vulneran todos los principios básicos de solidaridad con el resto de la región y auto cuidado”.

Además, Martínez disparó en contra de los participantes de la fiesta, a los que calificó como “jóvenes irresponsables que sin autorización han realizado fiestas sin mascarillas, sin ningún medio de prevención, poniendo en riesgo no solo a su familia, sino que a los habitantes de esta comuna y de toda la región”.

He interpuesto una querella criminal por los delitos que correspondan, por de pronto la violación del artículo 318 del Código Penal, contra los participantes en estas fiestas, contra eventualmente sus padres por las responsabilidades que le puedan caber y contra los organizadores”, explicó.

Además, la autoridad regional sostuvo que Carabineros le entregó elementos que permiten identificar a las personas que asistieron a la fiesta y a sus presuntos organizadores, por lo que la policía ya fue instruida para que tome declaraciones en la zona y efectúen denuncias ante el Ministerio Público.

Por su parte, el vocero de Gobierno, Jaime Bellolio, señaló que “hay personas que lo han pasado pésimo por la pandemia, hay quienes han perdido familiares, que tuvieron que pasar las fiestas de fin de año sin algunos de sus familiares, todo el equipo de salud que ha trabajado durante estos 10 meses lo ha hecho con una vocación gigantesca y a veces arriesgando su propia vida”.

Y agregó que “es totalmente inaceptable y un atentado a la salud pública lo que hemos visto en esas imágenes y lo vamos a fiscalizar con la mayor celeridad”.

Otro que se refirió a este “carrete” clandestino fue el titular del Minsal, Enrique Paris, quien abrió una polémica al no nombrar la localidad en donde se llevó a cabo la fiesta, lo cual fue replicado en redes sociales y calificado como “discriminatorio”.

Incluso cuando al secretario de Estado se le consultó por la fiesta en Cachagua y sus razones por no nombrar el sector señaló que “por el momento no quiero nombrar a ninguna localidad, nosotros nos hemos contactados con la autoridad sanitaria, con el alcalde de esa comuna, pero independiente de la comuna si es que hay que hacer un sumario sanitario o hacer una denuncia ante la justicia, obviamente que se hará”.

Además, los dardos de los internautas también fueron hacia Carabineros, a quienes responsabilizaron de no haber detenido a nadie y solamente cursar una multa por ruidos molestos.

También hay que consignar que en ese balneario es el mismo donde el Presidente Sebastián Piñera fue sorprendido sin usar mascarilla en una caminata, por lo que tuvo que ofrecer disculpas y pagar una multa por contravenir la orden sanitaria. Incluso, recordar que en medio del peor momento de la pandemia fueron multadas varias personas por usar sus helicópteros para evadir los cordones sanitarios para dirigirse hacia sus segundas viviendas.

1 COMENTARIO

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí