Salas de reuniones, baños, cocina, son espacios en que los trabajadores se reúnen y que por lo general no tienen una gran amplitud. Hoy, además del control de la temperatura y la limpieza permanente, los expertos han sumado nuevos cuidados, para asegurar que estos sitios estén libres de contagio. La tecnología también ha jugado un rol fundamental.

Los contagios van en aumento. Así lo han explicado las autoridades de gobierno en los últimos días y se han mostrado muy preocupados, más aún, cuando se anunció el ingreso al país de una nueva cepa del COVID, que se esparce de manera más rápida.

Ante esto, los cuidados deben extremarse, principalmente en lugares en los que las personas comparten en el día a día, como son las oficinas.

Así lo explica Juan Carlos Cruz L, Socio de Oficinas IBC, quien señala que los lugares de alto tráfico y de elevado contacto con superficies son los de mayor riesgo, como manillas de puertas, botones de acceso o de ascensores, cubiertas e implementos de cafetería, baños y griferías y salas de reuniones.

“Si el trabajo de una empresa es presencial, los encargados deben fijarse en las normativas implementadas en las oficinas para proteger a la gente, tanto de sanitización, protocolos de entrada, normas de comportamiento interno y densidad en el uso de los espacios”, señala el experto.

Agrega además que a las medidas ampliamente conocidas como termómetro al ingreso, pediluvio, dispensadores de alcohol gel, uso obligatorio de mascarilla y distanciamiento social, de debe contar con un protocolo constante, durante todo el día, de sanitización de superficies, manillas de puertas, etc. “Este protocolo se debe implementar con un checklist diariamente firmado por el responsable, revisado por un supervisor y archivado para futura referencia. También es necesario contar con la purificación de aire, para disminuir el riesgo de contagio aéreo. Los espacios itinerantes, como salas de reuniones, deben además ser sanitizados después de cada uso para que estén preparados para el siguiente usuario. Las salas deben estar limitadas en su capacidad para poder guardar distanciamiento social y los escritorios se han distanciado también”, agrega.

Juan Carlos Cruz explica que si las empresas no están preparadas para asumir esta responsabilidad, ya sea por espacio, personal u otro motivo, se les recomienda buscar otra solución, como la del arriendo de oficinas que estén preparadas para enfrentar el aumento de contagios y puedan enfocarse en sus negocios y productividad.

La tecnología también puede jugar a favor en estos casos. Así lo señala el experto, quien indica cómo han logrado implementar un sistema de purificación de aire a base de Hidroxilos, un radical libre que se encuentra naturalmente en la atmósfera (a grandes alturas) y que tiene la particularidad de destruir los virus en un 99.9%, incluyendo el SARS COV-2 (COVID). “Este sistema, a diferencia del ozono, es completamente compatible con el ser humano y espacios habitados, por lo cual puede estar protegiendo a los ocupantes de un lugar en forma permanente y constante”.

Para más información sobre éste y otros temas relacionados con el trabajo en oficinas, pueden ingresar a https://www.oficinasibc.com/

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí