Aún continúan los coletazos por las “fiestas clandestinas” en el exclusivo balneario de Cachagua, situación que ha causado revuelo e indignación por el doble estándar que tienen ciertos sectores sociales del país ante las autoridades. Incluso hoy se conoció que los hijos de la diputada RN, Ximena Ossandón, participaron de los “carretes” playeros, por lo que parlamentaria se deshizo en disculpas por lo que hicieron sus retoños.

Ayer jueves se viralizaron videos y audios de las “fiestas clandestinas” que desarrollaron jóvenes en Cachagua, causando una serie de críticas de la ciudadanía y de autoridades de Gobierno, incluso el Ejecutivo anunció querellas contra quienes resulten responsable de este “delito” que contraviene las medidas sanitarias en medio de una pandemia que no da tregua con la cantidad de contagiados del virus.

Sin embargo, el tema continuó este viernes luego que se conociera que dos de los hijos de Ximena Ossandón participaron de estos “eventosmasivos ABC1, confirmando las informaciones y afirmando que “es una vergüenza”. Hay que consignar que ambos se encuentran contagiados con Covid-19.

Ante los cuestionamientos, la legisladora oficialista reconoció la información: “Lamento profundamente lo ocurrido con mis hijos, no debió suceder porque pusieron en riesgo su salud y la de otras personas”.

Pido perdón a las personas que se sintieron pasados a llevar por esta conducta y hago un llamado a los jóvenes del país a sacar lecciones de lo que ocurrió y frenar este tipo de acciones que pueden costar la vida de mucha gente, especialmente de los adultos mayores”, sostuvo.

Y agregó que “tengo claro que como diputada, servidora pública y mamá hay que dar la cara, asumo los errores cometidos y tengo claro que las autoridades estamos para dar el ejemplo y asuntos como estos son precisamente lo que debemos enfrentar sin dobleces y empates”.

Sin embargo, previamente la diputada RN reconoció que sus dos retoños había participado de una de las fiestas, contagiados y que se encuentran aislado. “Uno está en la playa y el otro no. Yo estoy en cuarentena por si acaso”, explicó.

Y a renglón seguido añadió que “siento una tremenda vergüenza. No hay que empatar, no hay que hablar de fiestas. Es una vergüenza, fue irresponsable no respetar la contingencia sanitaria existente. Si hay sanciones, que se cumplan y que sea un ejemplo para el resto de la juventud”.

Tras ocurrido este hecho, habrá que esperar qué otros hijos de importantes personajes de la política y el empresariado sale a la luz pública en un hecho que ha causado rabia en todos los niveles de la sociedad chilena.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí