El mundo sabe que la política comunicacional de China es controlada por el régimen que gobierna y no siempre entregan las cifras reales por ello la duda sobre estas cifras que divulgan este domingo. Y el mundo tiende derecho a dudar de lo que informa China luego de lo ocurrido en Wuhan, desde donde surgió la pandemia que tiene al mundo de rodillas menos a China, hasta ahora.

Según la información oficial, más de 380 personas dieron positivo en COVID-19 al sur de Beijing, en la vecina provincia de Hebei, donde está creciendo un brote del virus.

El domingo por la mañana se confirmaron 40 nuevos casos, según las autoridades sanitarias de Hebei, lo que eleva el total a 223. Otras 161 personas dieron positivo pero no mostraban síntomas. China no incluye en su conteo oficial de casos a las personas que dan positivo pero no tienen síntomas.

El brote resulta especialmente preocupante porque Hebei limita con la capital del país. Se han restringido los viajes entre ambas regiones, y los trabajadores llegados de Hebei deben mostrar pruebas de que trabajan en Beijing para entrar en la ciudad.

Casi todos los casos están en Shijuazhuang, la capital de la provincia, unos 260 kilómetros (160 millas) al suroeste de Beijing. También se han detectado algunos en la ciudad de Xingtai, 110 kilómetros (68 millas) más al sur.

Las dos ciudades han hecho pruebas masivas a millones de personas, paralizado el transporte público y los taxis y confinado durante una semana a la gente a sus poblaciones o barrios.

La Comisión Nacional China de Salud había informado antes el domingo de 69 casos nuevos confirmados el día anterior, la mayoría en Hebei. Las otras incluían 21 personas llegadas recientemente del extranjero.

Beijing reportó un caso nuevo el domingo, elevando el total de contagios a 32 en un brote más pequeño que comenzó hace unas tres semanas. Casi todos los casos se han detectado en Shunyi, en los suburbios nororientales de la ciudad.

Por su parte la estatal agencia Xinhua informa que: La parte continental de China registró el sábado 69 nuevos casos confirmados de COVID-19, 48 de ellos de transmisión local y los 21 restantes importados, informó hoy domingo la Comisión Nacional de Salud.

De los nuevos casos de contagio local, 46 se reportaron en la provincia septentrional de Hebei, mientras Beijing y la provincia nororiental de Liaoning notificaron un caso cada una, precisó la comisión en su informe diario.

Ayer no se reportó ningún nuevo caso sospechoso o nuevo deceso relacionado con la enfermedad, de acuerdo con la misma fuente, añadiendo que un total de 16 pacientes afectados por COVID-19 fueron dados de alta tras su recuperación en la parte continental de China.

Hasta el sábado, un total de 4.412 pacientes procedentes del extranjero habían sido registrados en la parte continental de China, de los cuales 4.118 han sido dados de alta tras su recuperación y 294 permanecen hospitalizados.

No se han registrado decesos entre los casos importados, ratificó el organismo.El número total de casos confirmados del nuevo coronavirus en la parte continental de China hasta el sábado alcanzó los 87.433 personas, incluidos 588 pacientes que aún estaban bajo tratamiento, de los cuales, 16 se encuentran en condiciones críticas.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí