VARSOVIA (AP) — Una tormenta invernal azotó gran parte de Europa el lunes, causando gélidas temperaturas en Polonia, cubriendo de nieve a partes de Turquía y llenando el aire de humo de carbón, emanado por hornos usados para calefacción.

La temperatura llegó a bajar a 28 grados centígrados bajo cero (18 grados Fahrenheit bajo cero) en algunas regiones de Polonia durante la noche, algo que no se veía en 11 años. Muchos trenes tuvieron que suspender servicio debido a que las vías se resquebrajaron por el hielo.

Al mismo tiempo los cielos de Varsovia y otras partes de Polonia se vio oscurecido por el esmog salido de los hornos usados para calefacción. Tanta era la contaminación que en Varsovia las autoridades llamaron a la ciudadanía a quedarse en sus casas.

En la República Checa, las temperaturas bajaron a 20 grados centígrados bajo cero (4 grados Fahrenheit bajo cero), las más frías en lo que va de año.

La temperatura más baja fue de 27 grados centígrados bajo cero (16 grados Fahrenheit bajo cero), registrada en Orlicke Zahori, una aldea en las colinas a 160 kilómetros (100 millas) al este de Praga cerca de la frontera con Polonia, señaló el Instituto Hidrometeorológico de la República Checa.

El instituto pronosticó que las temperaturas subirán un poco y nevará intensamente en el noreste de la República Checa.

En Estambul, las calles quedaron intransitables debido a la espesa capa de nieve y los expertos vaticinaron más nevadas el resto del día.

En Alemania, la nieve en los caminos y los restos de árboles caídos causaron varios accidentes viales, reportó la agencia de noticias dpa. Un conductor falleció en el sudoeste de Alemania cuando su vehículo se deslizó sobre un montículo de nieve.

La tormenta invernal en Belgrado el 17 de enero del 2021. (AP Photo/Darko Vojinovic)
Reuters / Sábado, 09 de enero de 2021
Un hombre pasa junto a los árboles caídos en una calle durante las fuertes nevadas en el centro de Madrid, España, el 9 de enero de 2021. Las temperaturas en algunas partes de España alcanzaron mínimos históricos después de que una tormenta de nieve causó estragos en todo el país. 
El júbilo temprano por la histórica nevada, que vio a los esquiadores deslizarse por las calles y peleas masivas de bolas de nieve, dio paso a la frustración ya que la mayoría del transporte público permaneció estancado y los peatones evitaron las calles heladas. (REUTERS / Ingrid Melander

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí