El nivel de contagios en el país sigue golpeando fuerte, ya que esta jornada el Ministerio de Salud dio a conocer que 13 comunas retroceden en el Plan Paso a Paso y nueve de ellas vuelven a estar en cuarentenas.

Sin embargo, lo que pasa en las comunas lejanas de las grandes urbes con estos retrocesos a confinamientos, difieren de lo que aparecen en otras que son conocidas por recibir turistas y por sus bonitas playas, las cuales actualmente están atestadas de personas que gozan de las merecidas vacaciones en medio de una pandemia que no da tregua, pero haciendo caso omiso a las recomendaciones sanitarias como uso de mascarillas y distancia física.

De esta forma, el Minsal comunicó esta jornada que en la Región del Biobío, las comunas de San Rosendo, Negrete, Mulchén, Laja y Nacimiento regresan al Paso 1, es decir a cuarentena.

De la misma manera, en la Región de Los Lagos, las comunas de Fresia, Puerto Octay, Llanquihue y Maullín también ingresan al Paso 1, lo cual significa que sus habitante vuelven al confinamiento.

En cuanto a las comunas que retroceden a Transición (Paso 2) están Chañaral y Vallenar en la Región de Atacama al igual que Pucón en La Araucanía, mientras que en Los Ríos lo hará Mariquina..

Sin embargo, avanza a Preparación  (Paso3) la comuna de Lonquimay en la Región de La Araucanía.

A pesar que estas comunas retroceden y algunas ingresan a cuarentena, el Minsal se olvidó de tomar medidas razonables en aquellas que son balnearios como Algarrobo, El Quisco y otras, que están recibiendo muchos “turistas” que atestan las playas sin respetar las medidas solicitadas por la autoridad sanitaria.

Incluso, en el tradicional punto de prensa desde La Moneda, que hoy tuvo como responsable a la subsecretaria de Salud, Paula Daza, dijo que la curva de contagios en la Región Metropolitana se ha estabilizado y por eso no se aplicó una cuarentena, lo cual están pidiendo a gritos los especialistas. Pero, la autoridad sanitaria se olvida que la mayor parte de las personas que habitan las comunas de la RM se encuentran actualmente en las playas tratando de capear el intenso calor capitalino.

En esa misma línea es que Daza pidió a que “todos debemos ser fiscalizadores y todos debemos ser educadores con nuestra familia, con nuestro alrededor, con nuestros hijos, porque la medida de poder contener esto es que entre todos juntos podamos tomar estas medidas y obviamente si vemos personas que no están respetando las medidas, educarlas, comunicarlas y si es necesario y vemos situaciones particulares de riesgo, también, denunciarlas”.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí