El ministro subrogante de Defensa Nacional, Cristián de la Maza, se trasladó a la base aeronaval de Concón junto al subjefe del Estado Mayor Conjunto, General de Aviación Jean Pierre Desgroux, para agradecer a los efectivos de las Fuerzas Armadas su destacada labor en el combate a los incendios que afectaron la semana pasada a las comunas de Quilpué y Valparaíso.

El despliegue de efectivos del Ejército y la Armada, más el apoyo de la Fuerza Aérea, fue clave para superar esta tragedia que quemó 4.200 hectáreas de pastizal, matorral, eucaliptus y arbolado nativo en las comunas de Quilpué y Valparaíso, dejando 11 personas damnificadas, seis viviendas destruidas y la evacuación preventiva de miles de familias.

A nombre del Gobierno de Chile, del Presidente de la República y del Ministerio de Defensa Nacional les transmito el agradecimiento y reconocimiento a todos los miembros de las FF.AA. que colaboraron en la contención y mitigación de los daños producidos en el reciente incendio en Quilpué”, dijo la autoridad de Defensa, quien estuvo acompañado en la actividad por el comandante en jefe de la Primera Zona Naval, contraalmirante Ramiro Navajas, y el comandante del Regimiento N°2 “Maipo”, Coronel Arturo Gallardo.

De la Maza aseguró que “hemos sido testigos del valor de quienes participaron en combatir las llamas y auxiliar a la comunidad, sumado al apoyo de aeronaves, vehículos terrestres y equipos de sanidad. Esta es una de las tantas misiones que la Defensa ejecuta en contribución a la seguridad de nuestros compatriotas durante todo tiempo, integrados al sistema nacional de gestión de riesgos y desastres”.

El ministro (s) detalló que durante esta temporada estival, el Ejército mantendrá en alistamiento más de 1.000 soldados en 56 brigadas contra incendio, y la Armada aportará con otros 126 efectivos en seis brigadas. Adicionalmente se contará con un total de seis helicópteros provenientes de las tres instituciones, con sistemas “bambibucket” para ataque a focos de incendio.

A esto se agregan una serie de capacidades de transporte aéreo y terrestre, logística, exploración con sensores remotos día y noche, sistemas de comunicaciones, predicción atmosférica y otros que se integran y apoyan a las organizaciones del Estado para prevenir, contener y mitigar efectos de estos incendios.

Despliegue del Ejército ante incendios

El Ejército informó que mantiene más de 100 unidades de manera permanente disponibles para el apoyo constante a la comunidad, ante diversas situaciones de emergencias tanto naturales como aquellas causados por el hombre, las que canaliza a través del denominado Plan Puelche, en Unidades Fundamentales de Ayuda a la Comunidad (UFACs), Brigadas Forestales (BRIFEs), Patrullas de Auxilio y Rescate Militar (PARMEs), Puestos de Atención Médico (PAMEs) y un Hospital Modular de Campaña (HMCE), además de otros medios menores.

En particular, con las BRIFEs, el Ejército capacita todos los años tanto a oficiales y suboficiales y a los soldados conscriptos, en dos épocas del año, durante el primer y segundo semestre, siendo este último periodo el que concentra el mayor número de cursos por parte de integrantes de CONAF, quienes imparten actividades teóricas como prácticas, en cuanto al comportamiento del fuego, silvicultura preventiva, organización, seguridad en el combate de incendios forestales, sistema de comando de incidentes y el ataque inicial. Todo lo anterior va de la mano con el Plan Nacional de Protección Contra los Incendios Forestales y con el área de misión institucional de Emergencia Nacional y Protección Civil.

Por su parte, el comandante del Regimiento “Maipo” destacó que los más de 500 efectivos de su unidad se encuentran capacitados en diferentes áreas para enfrentar emergencias como la instrucción que entrega CONAF, y que se encuentran disponibles para empleo en la Región Metropolitana y en La Araucanía.

Vivencia en terreno

En esta línea, el subteniente Sergio López, a cargo de los efectivos empleados en la emergencia, enfatizó en que “fue un trabajo mancomunado de todo el Regimiento, estar en menos de una hora en el foco del incendio, en el sector de Los Pinos, pudimos ayudar a alrededor de 60 familias, donde los evacuamos junto con sus enseres, y también las mascotas de ellos”.

Pero sin duda, la experiencia más conmovedora fue la del soldado conscripto Patricio Miranda, quien recordó “ayudamos a sacar a la gente y sus cosas de las casas, y las mascotas que estaban ahogándose con el humo, porque yo también viví el tema del incendio el año 2014, a mí se me quemó mi casa en ese incendio y vi a personal de las FF.AA., ahora me toca ayudar a las personas para que no les pase lo mismo”, aseveró.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí