Sin duda, la pandemia ha generado un auge en el uso de los canales de e-commerce y del uso de las plataformas online de bancos e instituciones financieras. Este aumento comenzó desde marzo 2020 con el inicio de la fase de cuarentena, donde la mayoría de las personas debían estar en casa y solamente salir para adquirir los insumos básicos. Incrementándose en su inicio en un 119%, según las cifras de la Cámara de Comercio de Santiago refiriéndose a los primeros meses con la pandemia.

Cifras que, sin duda, han seguido creciendo, en especial si pensamos que las últimas definiciones de las autoridades sanitarias han abierto la puerta a que las personas puedan solicitar permiso de vacaciones. Regularmente las personas suelen ir al mismo lugar para la época estival conociendo de antemano el proceso de reserva y confiando en la contraparte, pero ahora no todos podrán visitar los mismos lugares y probablemente tendrán que buscar nuevas alternativas.

Esta situación puede traer consigo mayores riesgos de sufrir un ciberdelito. Por ejemplo, los delincuentes que se aprovechan de la pantalla del computador y pueden en un par de clicks robar dinero de los consumidores, e incluso para los veraneantes que también pueden ser engañados y estafados con falsos lugares.

En este contexto, es vital tomar los resguardos al momento de comprar por internet o realizar transacciones bancarias. Claudio Galleguillos, Gerente de Ciberseguridad de everis Chile, entrega recomendaciones para el uso de los canales digitales y no ser víctima de una estafa:

  • Siempre ingresar directamente a las páginas, por ejemplo del banco, escribiendo directamente la url en el explorador (no buscarlo a través de buscadores) y en lo posible no dejar guardadas las credenciales para el acceso directo.
  • Al momento de reservar un alojamiento para las vacaciones se debe verificar que la página sea confiable y revisar las fotos, pues muchas estafas están relacionadas a pedir dinero por un lugar que no les pertenece o que no cumple con las características ofrecidas.
  • No utilizar algún link que provenga de un correo electrónico que se tenga duda de la procedencia o simplemente lo desconozca.
  • Tener presente, que las instituciones bancarias o el retail nunca solicitan las claves de un cliente a través de un email.
  • Es importante que las personas no entreguen a desconocidos ni las claves para ingresar al cajero automático ni el password para ingresar a la página web del banco.
  • En la medida de lo posible, utilizar una red de acceso a internet segura y evitar el uso de WiFi abierto o público al momento de realizar transacciones bancarias o compartir información sensible, ya que podría un ciberdelincuente estar “escuchando” los antecedentes y transacciones que usted está realizando.
  • Al crear una clave, evitar el uso de las fechas de cumpleaños y números de direcciones. Idealmente debe contener números, letras y símbolos, además de que sea fácil de recordar, a fin de no anotarla en ninguna parte ya sea celular o cuaderno.
  • También es importante que las personas utilicen un antivirus o un antimalware en el computador que le dificulte la labor a los ciberdelincuentes.
  • El sistema operativo del computador debe estar actualizado periódicamente.
  • Si en el celular tenemos habilitada la aplicación del banco, se debe tener el smartphone con clave. Así, en el caso de que se pierda el equipo o sea robado, el móvil no podrá ser utilizado por un tercero. 

Tercera edad conectada

Otro público que aumentó su participación en el e-commerce durante esta pandemia fueron las personas de la tercera edad, considerando que los mayores son cada día más activos y cercanos a este tipo de compras o transacciones bancarias.

El gerente de Ciberseguridad de everis Chile también se refiere a consejos para este grupo etario, recalcando que “al no ser nativos digitales, los adultos mayores pueden ser más vulnerables a los ataques cibernéticos. Por ello es clave que puedan conocer los consejos de seguridad y que se apoyen en alguien de confianza que pueda explicarles y guiarlos en sus primeros pasos en internet”.

El ataque de ingeniería más común para tratar y robar información a los usuarios es el phishing, el cual es un tipo de ataque que se distribuye a través de correo electrónico. Por lo tanto, estar alertas a este tipo que correos que llegan simulando un origen que no es y que pidan información personal o entregue una información muy tentativa o que parezca demasiado buena para ser verdad. Nunca olvidar que los ciberdelincuentes son extremadamente hábiles para crear correos o comunicado muy similares a las de las empresas originales.

Además, refuerza que al igual que los otros usuarios es importante que una vez que se realiza la compra o transacción se revise el comprobante que llega al correo electrónico, y que preferentemente se elijan comercios formales y así evitar posibles estabas en las redes sociales.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí