Si bien muchas personas se acostumbraron al teletrabajo, lo concreto es que para algunos esta modalidad laboral ha afectado su salud mental y requieren buscar otras soluciones. Para estos perfiles existe la opción de modernas oficinas, ideales para aforos reducidos, con todas las medidas de sanitización necesarias e incluso otras más estrictas.

Luego de 10 extensos meses de la llegada de la pandemia a nuestro país, el factor psicológico ha jugado en contra para miles de trabajadores. Sumado a las extensas horas de la jornada habitual, adaptarse al formato de teletrabajo ha mermado ostensiblemente el rendimiento de muchas personas que preferían estar presencialmente en una oficina.

Y es que, abruptamente, miles de trabajadores tuvieron que improvisar una oficina al interior de sus hogares y adaptarse rápidamente a este cambio. La forma de vida de las familias se alteró, al no tener espacios adecuados para trabajar de manera remota y hasta una simple reunión se convirtió en una dificultad al no tener la privacidad para poder desarrollarla. 

La psicóloga, Magdalena Gazitúa, manifiesta que por ejemplo para los niños es difícil comprender que sus padres están en casa y que no tienen la disponibilidad para sus necesidades durante muchas horas, principalmente para los más pequeños, que no tienen por qué comprender cuál es la disponibilidad de sus padres y querrán que estén con ellos permanentemente, algo normal en esta etapa de la crianza. “Esto conlleva un desafío doble para aquellos que estén de manera remota, ya que se dificulta poner límites entre el trabajo y la vida personal”, agrega. 

Gazitúa agrega que el teletrabajo, de la manera abrupta en que se instaló este 2020, puede generar bastante ansiedad, puesto que se suma a un contexto altamente impredecible. “Además si estamos sometidos a mucho y prolongado estrés, el rendimiento puede verse afectado y las personas, evidentemente, no tomarán buenas decisiones”, revela. 

Aunque estamos viviendo una situación extrema y los espacios en los hogares cada vez son más limitados, la experta recomienda que el teletrabajo pueda complementarse con la realización de labores de forma presencial o en espacios distintos al hogar, y con las medidas de autocuidado que esto conlleva. “La cantidad de tiempo que llevamos encerrados y la poca claridad sobre el futuro, hacen que este factor tome mucha relevancia en esta época del año, por las altas temperaturas y el cansancio acumulado del año”, subraya.

En ese sentido, Oficinas IBC ofrece una serie de alternativas que buscan que los trabajadores retornen con todas las medidas de protección y en grupos reducidos a sus labores de forma presencial. En la compañía cuentan con espacios compartidos cerca de los hogares, con todo lo necesario para desarrollar las labores de manera amena y en un ambiente donde se fomenta la productividad sin distracciones domésticas. 

Adicionalmente, en Oficinas IBC cuentan con salas de reuniones y escritorios para uso esporádico, con el objetivo de entregar opciones de eficiencia y costos que agreguen valor dentro de un contexto en donde se busca minimizar los gastos, potenciar la productividad y aumentar el margen de ganancias de las compañías.  

Para más información sobre este nuevo modelo y cómo acceder a este tipo de oficinas en la llamada “nueva modalidad”, puedes ingresar a https://www.oficinasibc.com/

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí