Mañana martes 26 se concretará finalmente la postergada visita oficial de dos días a nuestro país del presidente de Argentina, Alberto Fernández, que apunta a lograr acercamientos entre ambos países y dejar atrás las polémicas relacionadas con el combate al covid-19 y los apoyos entregados por el mandatario trasandino a agrupaciones y personeros políticos de oposición.

La visita preliminar estuvo programada para el pasado 18 de enero, pero debió ser suspendida debido a la cuarentena preventiva a la que debió someterse Sebastián Piñera, al ser contacto estrecho de un contagio asintomático.

Justamente, la medida sanitaria concluye este lunes y mañana el Mandatario nacional se reintegrará a sus labores presenciales en La Moneda para recibir a su homólogo argentino.

Reunión con oposición

Sin embargo, pese a la nutrida agenda bilateral, el inquilino de la Casa Rosada habría incluido en su programa en nuestro país una serie de actividades que consideran encuentros con representantes políticos de oposición, entre ellos Marco Enríquez Ominami.

Cabe recordar que Fernández se reunió el 24 de abril de 2020 virtualmente con diversos líderes políticos de la oposición chilena en el marco de un encuentro del Grupo de Puebla, en el que animó a los líderes chilenos a “volver a unirse” y zanjar las diferencias que los separan para poder “recuperar el poder en favor de los chilenos”.

Dicho encuentro tuvo pésima repercusión en La Moneda, y se produjo en un contexto de crecientes encontronazos entre ambos gobiernos, debido a la ocurrencia del Mandatario trasandino de citar frecuentemente a Chile para tratar de hacer ver la que él consideraba “exitosa estrategia” en el combate contra la pandemia del covid-19 en su país, comparaciones que fueron fuertemente rebatidas desde Chile por las autoridades nacionales, incluido el envío de un informe desde La Moneda que fue profusamente publicado en la prensa bonaerense.

La agenda de Fernández

Según se dio a conocer desde el vecino país, la agenda consensuada entre ambos gobierno considera la firma de una serie de acuerdos, una declaración conjunta con el objetivo común de “reforzar la alianza estratégica entre vecinos” -un guiño para los demás líderes latinoamericanos, y para el recientemente asumido presidente estadounidense-; y una conferencia de prensa conjunta.

Fernández tiene previsto visitar también el Congreso Nacional (para la visita original de hace un par de semanas, se consideraba su traslado hasta Valparaíso) y la Corte Suprema de Justicia, donde se reunirá con representantes emblemáticos de ambos poderes, el Legislativo y el Judicial.

Mientras tanto para el miércoles quedarán las actividades con empresarios locales y el mencionado encuentro con políticos de oposición, presumiblemente vinculados como él al Grupo de Puebla.

Se espera que la visita de Estado argentina podría ser retribuida en julio, durante la Cumbre de Presidentes de los Estados Partes del Mercosur y Estados Asociados, que está previsto que se realice en Buenos Aires, y en la cual se espera la presencia de Sebastián Piñera.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí