GINEBRA (AP) — La Organización Mundial de Salud advirtió el viernes que los pasos dados por la Unión Europea para hacer más estrictas las reglas a la exportación de la vacuna del COVID-19 “no ayudan” al combate global contra la enfermedad.

El director general de la OMS Tedros Adhanom Ghebreyesus y otros funcionarios de la organización advirtieron de interrupciones en la cadena de suministros que pudieran resultar y sentirse en todo el mundo, trabando potencialmente los esfuerzos para controlar la pandemia.

El doctor Bruce Aylward, asesor especial de Tedros, dijo que esas medidas no deberán “interferir en los esfuerzos para eliminar esta enfermedad a escala global”.

“Lo que nos preocupa más en una situación como ésta es que al final son los países más vulnerables… los que sufren más en cualquier situación en la que terminamos con restricciones o barreras comerciales”, dijo.

La comisión ejecutiva de la UE introdujo el viernes medidas para endurecer las reglas a las exportaciones de las dosis producidas en sus 27 países miembros. Las medidas serán usadas hasta el final de marzo para controlar los embarques fuera del bloque.

La idea es garantizar que las naciones de la UE reciban las inyecciones que compraron de los productores en momentos en que los suministros son limitados y han surgido problemas con la producción.

Hablando en el Foro Económico Mundial junto con Tedros y el director general de Pfizer Albert Bourla, el ministro de Salud de Alemania Jens Spahn, dijo: “Es importante para nosotros que Europa esté protegida, que el mundo esté protegido”.

“Pero si queremos aceptación para ello, por supuesto que tenemos que vacunar a nuestra propia gente. Se trata del equilibrio apropiado”.

Bourla dijo que buscar una prohibición de las exportaciones —y enfatizó que eso no es lo que la UE está haciendo— “pudiera volverse una situación en la que nadie gana en lugar de una victoria para la situación europea”.

Tedros reconoció las presiones que enfrentan los políticos nacionales, pero dijo que acaparar vacunas pudiera llevar a un “fracaso moral catastrófico”, una pandemia persistente y una lenta recuperación económica en todo el mundo.

“Por ahora, la OMS está diciendo que si los países pueden vacunar a sus trabajadores de salud y sus ancianos y personas con padecimientos subyacentes, eso es suficiente”, dijo Tedros en una conferencia de prensa previa de la organización.

La doctora Mariangela Simao, directora general asistente de la OMS para acceso a medicamentos y productos de salud, advirtió del efecto de restricciones como las de la UE en la cadena global de suministros.

“No ayuda que un país en esta fase implemente prohibiciones o barreras de exportación que no permitirán el movimiento libre de los ingredientes necesarios para que las vacunas, diagnósticos y ottos medicamentos estén disponibles para todo el mundo”, dijo.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí