El Presidente Sebastián Piñera, en medio de una intensa jornada de actividades en la Región de Los Lagos, promulgó este lunes en Puerto Octay la Ley de Eficiencia Energética, nueva normativa que promueve el uso racional de las energías y la utilización de aquellas amigables con el medio ambiente.

La ley establece la eficiencia energética como una política de Estado, lo que implica un mayor apoyo a empresas para que permanentemente realicen una buena gestión de energía, incentivos a la llegada de vehículos más eficientes y de cero emisiones, información precisa y clara al momento de comprar una vivienda sobre el consumo de energía y fomento del buen uso de la energía en las instituciones gubernamentales.

En ese contexto, el Mandatario señaló, acompañado por el biministro de Energía y Minería, Juan Carlos Jobet, que “se acabó el tiempo de los diagnósticos, de los agnósticos, de los escépticos, llegó el tiempo de la acción, del compromiso y de la voluntad”.

“Durante mucho tiempo pensábamos que la energía, el mar, el aire, los bosques eran infinitos, pero la historia nos ha demostrado que tenemos que cuidar nuestro medio ambiente y nuestra naturaleza, porque la naturaleza puede vivir sin nosotros, pero nosotros no podemos vivir sin nuestra naturaleza”, añadió el Jefe de Estado, quien destacó los beneficios de la nueva ley en el marco de la relevancia que tiene la energía en los hogares y sectores productivos en Chile.

En ese sentido, hasta un 13% del presupuesto de una familia vulnerable promedio se destina a cubrir las necesidades energéticas del hogar, mientras que en el sector productivo, los costos destinados a la compra de combustibles y electricidad pueden llegar a superar el 15% del presupuesto total en aquellas industrias.

Efectos de la nueva ley

Entre sus principales acciones, la nueva normativa establece que los grandes consumidores de energía deben implementar sistemas de gestión de la energía e informar sus consumos energéticos al Ministerio de Energía. Asimismo, se exigirán nuevos estándares de eficiencia energética para el parque vehicular que se comercialice en nuestro país, promoviendo de manera concreta la electromovilidad.

Otro de los puntos relevantes de la normativa, es que desde ahora las viviendas nuevas tendrán un etiquetado como el que tienen los electrodomésticos. Así la ciudadanía podrá elegir una vivienda de manera más informada y eficiente.

Las medidas permitirán una reducción de la intensidad energética en Chile del 10%, al año 2030, un ahorro acumulado de US$15.200 millones y una reducción de 28,6 millones de toneladas de CO2. Esto equivale al recorrido anual de 15,8 millones de vehículos livianos o a la absorción anual de 1,8 millones de hectáreas de bosque nativo.

Así, esta nueva normativa será fundamental para alcanzar la carbono neutralidad. Se estima que permitirá cubrir un 35% de la meta de carbono neutralidad al año 2050 autoimpuesta por el país.

“Esta alianza que tenemos que hacer entre el Gobierno, los grandes productores de energía, los grandes consumidores de energía, pero, también, la ciudadanía entera es la que nos va a permitir cumplir con nuestra meta y nuestro compromiso, que Chile sea un país sustentable y sostenible”, finalizó el Mandatario.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí