El 5 de febrero de 1995 fue inaugurada en isla Rey Jorge (bahía Fildes), la base científica del Instituto Antártico Chileno (INACH) “Profesor Julio Escudero”, llamada así en memoria al destacado jurista chileno que redactó el decreto que fijó los límites del Territorio Chileno Antártico y que además tuvo una destacada participación en la redacción del Tratado Antártico.

Ya han transcurrido veintiséis años desde que se abriera la principal estación científica chilena en el Continente Blanco, cuya primera etapa de construcción contó con el apoyo del Gobierno de Magallanes. Por ella, han pasado cientos de mujeres y hombres dedicados a la ciencia, logística, comunicaciones y política antártica sirviendo como plataforma para transmitir al mundo la importancia de la ciencia y la Antártica para nuestro país y la humanidad, señaló el INACH en un comunicado.

En esos años, Escudero ofrecía capacidad para albergar a solo 8 personas, contaba con 3 laboratorios que prestaban apoyo a los 13 proyectos científicos que en ese momento integraban el Programa Nacional de Ciencia Antártica. Hoy, veintiséis años después, la principal base científica chilena en la Antártica cuenta con 1.533 mt2 y una capacidad para albergar 54 personas, además de laboratorios multidisciplinarios y acuario

El Dr. Leppe Cartes apuntó que la alta demanda de la comunidad científica y el paso de los años han deteriorado sus instalaciones, por lo que ya se está trabajando, en colaboración con el Ministerio de Obras Públicas, en las tres nuevas bases científicas chilenas, entre las cuales destaca Escudero.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí