El exministro de Salud, Jaime Mañalich, actuó como el oráculo de Delfos y vaticinó un marzo negro, advirtiendo que cuando se termine el periodo de vacaciones, probablemente se producirá un rebrote de casos de Coronavirus en la Región Metropolitana.

Así lo señala en una entrevista en El Mercurio, donde advierte un aumento de casos de Covid una vez que la gente que salió de vacaciones retorne a la capital, provocando también una disminución de infecciones en los lugares donde las personas estuvieron en su periodo estival.

Me atrevo a decir que cuando la gente vuelva de vacaciones tendremos un rebrote de casos, y probablemente una disminución importante en aquellos lugares donde la gente fue de vacaciones (…) Un aumento de casos en marzo es posible que ocurra porque el esfuerzo de la vacunación no se puede medir todavía en nuevos casos, sino que en fallecidos”, precisó.

Mañalich también habló sobre su gestión al mando del Minsal en un periodo en que la pandemia estaba desatada en el país y en el mundo, afirmando que su salida de la cartera se debió a que ya se había cumplido una etapa y era necesario una persona “más afable”.

La conciencia de que estábamos ante un tema muy grave ya estaba instalada, y por otra parte, dentro del temor y aprovechamiento político que la pandemia significó, yo ya había cumplido una etapa y era necesario que asumiera una persona más afable”, sostuvo.

Asimismo, negó que su “estilo confrontacional” haya mermado la credibilidad y confianza de la información que el Gobierno estaba enviado a la ciudadanía sobre la pandemia.

En ese sentido, explicó que lo que hubo es que se pasó por una etapa en la que fue necesario tener un “mando extraordinariamente fuerte, avalado por la ley, no solo frente a la ciudadanía, sino que adentro. Porque se creó una alerta sanitaria a principios de febrero, cuando ningún país lo estaba haciendo aún, y pocas semanas después hubo un Estado de Excepción constitucional“.

En cuanto al proceso de vacunación, el extitular del Minsal destacó el rol que ha jugado el Presidente Sebastián Piñera en la campaña, afirmando que el objetivo de la vacunación masiva no es crear una “inmunidad de rebaño”, sino que evitar que los adultos mayores se enfermen y sobrecarguen los hospitales.

En cuanto a su punto débil en su gestión en el Minsal, Mañalich estima que debió haber cerrado la frontera para los viajeros provenientes de Europa.

Sufrimos las consecuencias de la falta de información europea, fundamentalmente de España e Italia. Ellos no informaron adecuadamente la cantidad de casos que estaban teniendo, cuando había muchos chilenos en esas latitudes (…).Quizás me faltó haber sido mucho más drástico (…) Eso podría haber contribuido a que el brote de la Región Metropolitana hubiera sido un poco más suave”, mencionó.

Además, otro punto de falencia de su gestión fue el escaso rol de la atención primaria de salud, puesto que “no es uniforme en el país, sino que ocurren las cosas como cada alcalde cree que deben ser. De hecho, lo estamos viendo ahora con la vacunación: pese a que hay normas claras, hay alcaldes que estiman conveniente vacunar a otras personas y agotan las dosis que están destinadas para una población determinada”.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí