El canciller Andrés Allamand expuso este lunes ante el Consejo de Derechos Humanos de la ONU, afirmando que luego del estallido social del 18 de octubre de 2019, “Chile ha recuperado la normalidad” gracias a un proceso democrático e institucional cuya salida fue un plebiscito para modificar la Constitución de 1980.

En octubre del año 2019 Chile, pese a su trayectoria de 30 años de progreso económico, avance social, estabilidad democrática y respeto a los derechos individuales, vivió un estallido social con jornadas de protesta y movilizaciones masivas que derivaron en una grave crisis política“, dijo el jefe de la diplomacia chilena.

Y agregó que “hoy, a más de un año, Chile ha recuperado su normalidad, gracias a un proceso democrático e institucional. Mediante un Plebiscito los chilenos decidieron reemplazar la actual Constitución Política, a través de una Convención Constituyente, entre cuyos rasgos destacan la paridad de género de sus integrantes, la representación de pueblos originarios y la participación de candidatos independientes“.

Allamand sostuvo que el país se apresta a avanzar de forma pacífica “esto es sin violencia, hacia una democracia más fuerte, caracterizada por una amplia participación ciudadana y el respeto a sus instituciones y una sociedad más integrada, junto a una economía más inclusiva con menores desigualdades y con mayor equidad en las oportunidades“.

Para Chile el respeto al estado derecho y la vía democrática, no sólo son el camino para promover el cambio político y social y la canalización de las aspiraciones ciudadanas sino valores en sí mismos“, sostuvo.

El canciller también apuntó a que “Chile aboga por el fortalecimiento de los mecanismos multilaterales de promoción y protección de los Derechos Humanos, tanto regionales como universales, Chile aprovecha esta oportunidad para respaldar la labor que realiza la Alta Comisionada de Naciones Unidas para los Derechos Humanos señora Michelle Bachelet cuya voz independiente, unida a las múltiples acciones emprendidas bajo su dirección, son de la mayor relevancia para cautelar la vigencia de los Derechos Humanos en las complejas circunstancias del tiempo presente“.

Pandemia

En cuanto a la pandemia, el ministro de Exteriores señaló que “Chile, como todos los países, ha sido duramente afectado por el COVID-19. La primera preocupación del Gobierno fue resguardar la salud de sus habitantes adoptando múltiples medidas para proteger a la población, la que aún en los momentos más críticos siempre dispuso de atención de urgencia en el sistema hospitalario”.

El Gobierno actúo rápidamente en las áreas sanitaria, social y económica adoptando diversas medidas para cautelar la vida y la salud de las personas“, aseguró.

En ese sentido, arguyó que “actualmente estamos implementando, con gran rapidez y alentadores resultados, un programa de vacunación masiva de carácter universal que ha recibido elogios en Chile y en el extranjero“.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí