Así lo explican en Capitalizarme Rent, quienes han visto cómo este negocio ha tenido variaciones importantes desde 2020 y aún no hay claridad sobre lo que ocurrirá este 2021. A la fecha, en un año cualquiera, la decisión de arrendar a estudiantes estaba tomada y la disponibilidad agotada, un panorama muy distinto al actual.

La pandemia afectó a la mayoría de los rubros de la economía nacional, y uno de los más perjudicados fue el inmobiliario. Los arriendos se detuvieron por unos meses, bajando considerablemente, para luego ir recuperándose de forma paulatina el último periodo del año. 

Sin embargo, hay un segmento de arriendos que no ha tenido dicha recuperación y que hoy está paralizado: El alquiler a estudiantes universitarios que deciden salir de su ciudad de origen. 

Manuel Maneiro, Gerente General de Capitalizarme Rent explica que el panorama de los arriendos a estudiantes es complejo y que hasta la fecha, no han visto un aumento en la demanda o solicitudes para este grupo. 

“La incertidumbre de si las clases se retomarán de forma presencial o no, tiene un poco paralizado el tema. La gente no quiere arriesgarse a arrendar un departamento por un año, sin tener la certeza de necesitarlo. Además, las medidas de cuarentenas y prohibición de desplazamientos interregionales, también ponen presión sobre los estudiantes que vienen de regiones, que son los que al final necesitan arrendar una propiedad”, comenta. 

Asimismo, asegura que definitivamente un retorno a clases presencial, sería un alivio para el rubro que está viendo en este momento una gran oferta de propiedades, con una demanda mermada. Escenario que conlleva una tendencia a la baja en el precio de los arriendos, sobre todo en las comunas de Estación central, Independencia y Santiago Centro. 

“Es muy posible que si se reanudan las clases presenciales en las universidades, surja un aumento en la demanda de propiedades, pero esa demanda aún no se ve. También es probable que si la demanda aumenta repentinamente, los precios aumenten con ella. Sin embargo, hoy vemos que en las comunas céntricas, los tiempos de vacancia han aumentado en más de un 50%, por lo que para ver un aumento de precios tendríamos que esperar por un aumento sostenido en la demanda, cosa que normalmente no es generada por los estudiantes, ya que estos originan sólo una demanda temporal”. 

El experto recomienda que, si hoy algún estudiante se quiere adelantar, este es el momento para hacerlo, ya que le permitiría asegurar el arriendo de un buen departamento a precios muy asequibles y con buenos descuentos. 

“Esperamos una continua mejoría en la economía tras el comienzo del proceso de vacunación, la apertura de comunas y el avance del plan paso a paso. Factores que generarían una mejoría en la demanda, junto con la vuelta al trabajo de manera presencial, que hará atractivas de nuevo las propiedades céntricas y cercanas al lugar laboral, lo que podría generar de nuevo un movimiento intrarregional y una estabilización de la demanda”, explica. 

Cabe destacar que en años “normales” y en el mes de febrero, la decisión de arriendo estaba tomada y los estudiantes tenían reservadas sus unidades para vivir a partir del mes de marzo, panorama lejano a lo que ocurre actualmente. 

Para más información sobre arriendos, oferta de viviendas y temas relacionados a la inversión inmobiliaria, puedes ingresar a www.capitalizarmerent.com

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí