Luego de los últimos hechos de violencia, con quemas de viviendas y maquinaria agrícola y forestal en La Araucanía, el oficialismo ha puesto el grito en el cielo y solicita, de forma urgente, que el Gobierno decrete el Estado de Sitio en la macrozona sur. Sin embargo, analistas y expertos en el tema rechazan la aplicación de esta medida porque significaría “militarizar” esa región del país a raíz de un tema que es multifactorial que implica la política y la multiculturalidad de las etnias que habitan esas tierras.

Para el analista internacional Guillermo Holzmann y conductor del programa Las Cartas Sobre La Mesa de infogate, aplicar un Estado de Sitio lo puede establecer el Presidente de la República con la venia del Consejo de Seguridad Nacional, que lo integran los comandantes en jefe de las Fuerzas Armadas, el presidente del Senado, el Contralor y el presidente de la Cámara de Diputados.

En cuanto al recurso que se podría esgrimir sería el de conmoción interior a raíz de la violencia en la macrozona sur, pero que de todas formas tiene que pasar por el Congreso que tendría que aprobarlo, pero habría una dificultad para el Gobierno al no tener mayoría en el Parlamento.

De acuerdo a su punto de vista, un Estado de Sitio permitiría detener a personas en lugares que no son cárceles, desplegar militares para poder tomar el control efectivo de la zona.

Sin embargo, aclara en conversación con Infogate que “desde mi punto de vista de análisis no parece prudente decretar Estado de Sitio, porque significaría militarizar la zona, sería establecer el uso de las Fuerzas Armadas contra chilenos, porque más allá de las demandas de los pueblos originarios, ellos son chilenos y así lo reconoce el Estado de Chile”.

A nivel internacional ya hay una crítica y yo diría que hay una suerte de consenso internacional respecto al uso de las Fuerzas Armadas contra los propios es bastante complicado. No están las condiciones similares a las que podría ser Colombia, incluso hoy en ese país es bastante más complicado”, precisó.

Holzman señala que “no es positivo que se decrete Estado de Sitio en La Araucanía, puesto que ahí hay temas de reconocimiento cultural, de pueblos originarios, reivindicación de tierras, hay discusión respecto al estatus que tienen los pueblos originarios en el Estado de Chile que además están cercanos a una discusión constitucional, es decir, si son plurinacionales o multiculturales”.

Si las FFAA ingresasen ahí, ya sea por el lado del aporte logístico, de recursos o de inteligencia, significaría la militarización del conflicto y así se verá desde afuera. Las FFAA pueden entrenar a Carabineros, enseñarles lo que es contrainsurgencia, sin embargo, el tema de fondo es que si no hay un alineamiento entre la Fiscalía nacional, los jueces de garantía, la Corte Suprema y el propio Congreso no habrá evidencia. Qué evidencia van a demostrar respecto a alguien, tú los puedes arrestar, pero no puedes formalizarlos y vas a generar un problema cada vez de mayor intensidad”, advirtió.

El analista internacional también reconoce una dificultad mayor en cuanto existe un proceso eleccionario tanto municipal como constituyente, porque “pasa a ser un tema bastante más complicado que lo que uno puede pensar  o suponer, porque la ciudadanía vería eso con problemas, el tema de los DDHH estaría permanentemente con una presión permanente sobre ello y acá se requiere una estrategia que involucre a más instituciones del Estado”.

Por su parte, Richard Kouyoumdjian, vicepresidente de AthenaLab, también en diálogo con Infogate cree que es poco probable decretar un Estado de Sitio en la macrozona sur, puesto que la oposición ya le comunicó al Gobierno que no están dispuestos a eso y “significaría militarizar La Araucanía, porque definitivamente restringes el orden público, las libertades públicas y las FFAA quedan a cargo”.

Cuando se llega a esto significa que ya se llegó a un diagnóstico que la solución es militar y sabemos que el problema en La Araucanía no es solamente político, sino que también social, económico, delictual, narco, etc, pero tiene un fuerte componente político donde parte de los temas están asociados”, explicó.

Desde su punto de vista “es absolutamente negativo que las FFAA estén presentes, pueden ser parte de la solución, pero no son la solución, ni es la única solución. Puede ser necesario el uso de una solución militar, pero como parte de una solución integral, si es que después de hacer todos los esfuerzos para encontrar una solución política, los grupos insurgentes no ceden y quieren ir a palabras mayores”.

Kouyoumdjian sostiene que existe una policía, Carabineros, que es militarizada, pero que se les puede perfeccionar, pero falta una “voluntad política para la utilización de las fuerzas policiales solucionar los problemas de La Araucanía y en mi opinión una solución policial tampoco resuelve el problema”.

Sin embargo, hay un problema con Carabineros y es la confianza que se ha perdido en ellos a raíz de casos como Huracán, Catrillanca y otros en donde se ha puesto en tela de juicio el proceder en la zona, especialmente en contra de comunidades mapuche.

Ante esta situación, dijo que “veo que hace tiempo han tratado de poner a Carabineros a solucionar el tema de La Araucanía y Carabineros han hechos sus mejores esfuerzos, pero de repente hay gente que trata de hacer las cosas acortando camino o no siguen exactamente todas vías legales”.

En cuanto a la solución, Kouyoumdjian plantea que es necesario incorporar al debate a las comunidades mapuche en un encuentro con la “presencia efectiva del Presidente de la República, no sus delegados. Posiblemente vamos a tener que rescatar e concepto de los parlamentos que hubo con los mapuche en el Siglo XIX, es decir, sentarnos con ellos decirles ‘tenemos un problema’, ‘hay gente de ustedes que la andan revolviendo’ y establecer un nuevo trato”.

En ese sentido, compartió con Holzman respecto a la necesidad de zanjar el tema de si el Estado de Chile es “plurinacional o es una unidad nacional con una sola identidad nacional y hemos hechos poco trabajo para reconocer que existen pueblos originarios que tienen identidades y culturas distintas”.

El tema mapuche no solamente es de Chile, ya que como informó en octubre de 2020, una comunidad en Argentina reclama la propiedad de terrenos de la Escuela Militar de Montaña del Ejército en Bariloche, por lo que la recuperación de tierras no tiene que ver netamente con la etnia en el país.

23/02/2021. En estos momentos esta haciendo ingreso la fuerza represiva militarizada para hacer desalojo de la recuperación territorial llevada adelante por los lof Pillumallin, Nienoko chico, Llancahue, Lincay y Karewe
En nueva imperial. (Foto Werkén Noticias)

1 COMENTARIO

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí