El Servicio de Seguridad Federal de Rusia desarticuló la actividad de medio millar de espías en 2020, declaró el presidente Vladímir Putin.

“Los organismos de contrainteligencia actuaron de manera eficaz el año pasado. Como resultado, fue frustrada la actividad de 72 miembros del personal y 423 agentes de los servicios secretos extranjeros”, dijo Putin en una reunión de la junta directiva del FSB.

“Es importante continuar mejorando la protección de la información confidencial y evitar fugas de información y datos militares clasificados sobre tecnologías de vanguardia e investigación y desarrollo por parte de nuestros centros de investigación y empresas del complejo industrial de defensa”, dijo Putin al personal del FSB. . “Como comprenderá, tenemos mucho que proteger” dijo el Presidente Putin.

El “viejo” edificio de la mítica KGB en Moscú.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí