La idea que ha lanzado el oficialismo de decretar Estado de Sitio en La Araucanía como una forma de que las Fuerzas Armadas tomen el control de la zona, lo que implicaría una disminución de la violencia se complica cada día más, ya que la oposición rechaza la propuesta de la derecha porque se “militarizaría” la región.

Es así que varios dirigentes opositores cuestionaron la posibilidad de un Estado de Sitio en la zona y fue el timonel del PS, Álvaro Elizalde, quien señaló que la medida no es la correcta, recordando que tras el estallido social de 2019 se produjo una reacción mucho más compleja cuando el Gobierno decidió adoptar medidas de excepción.

Elizalde explicó que luego de la revuelta del 18 de octubre de 2019, el Ejecutivo declaró Estado de Emergencia y “se generó una reacción más compleja para la situación del orden público. Entonces, a veces estos discursos duros le suenan bien a algunos sectores, pero no terminan siendo efectivos”.

Por su parte, el timonel del PPD y abanderado presidencial, Heraldo Muñoz, calificó como “fracasada” la política del Gobierno para buscar soluciones al conflicto en la Macrozona Sur, ya que a su juicio debe tener una “mirada integral”.

Muñoz explicó que parece que el Gobierno lo que pretende es la “militarización” de la zona y “esa no es solución, eso es la reiteración de fracasos y me parece muy delicado que no se vea una visión del fondo de los problemas que hay con las demandas legítimas del pueblo mapuche”.

A su vez, la diputada de RD, Catalina Pérez, también cuestionó la idea, indicando que no puede ser que la “lógica de la derecha para resolver cualquier problema sea la violencia, la represión. El Gobierno de Sebastián Piñera ha hecho oídos sordos a la urgente necesidad de una solución política en la zona. Un estado de sitio lo único que provocaría es la intensificación de la violencia en el Wallmapu“.

En tanto, el diputado PS, Leonardo Soto, escribió en su cuenta de Twitter que “El decreto de E° de Excepción q autoriza a tener militares en las calles está fundado en la pandemia. El Gob sobrepasa esa habilitación constitucional cuando pretende usarlo para militarizar el conflicto en La Araucanía. Usaremos todas las herramientas disponibles para impedirlo”.

La derecha lo pide

Sin embargo, en el oficialismo el consenso se hace notar en cuanto a pedir al Gobierno que se decrete Estado de Sitio en la zona para que los militares tomen el control y disminuya la violencia. Incluso se propone que si no es en toda la región, se podría hacer en sectores que son más conflictivos.

El presidente de la UDI, Javier Macaya, dijo que es el Parlamento donde habrá que “discutir” sobre la materia, aunque reconoce que se puede fallar en dicha pretensión puesto que son minoría en el Congreso.

Pero no basta solamente con la voluntad de Chile Vamos, hay que recordar que este es un tema que requiere acuerdo en el Parlamento y Chile Vamos no tiene mayoría en el Parlamento”, sostuvo el timonel gremialista.

En tanto, el diputado RN, Harry Jürgensen, señaló que “lo que ocurre hoy en La Araucanía es consecuencia de años en que el Estado y distintos gobiernos se han hecho los ciegos ante lo que sucede. Políticos que han preferido hablar de violencia rural en lugar de llamarlo por su nombre “terrorismo”, mejor dicho “narco-terrorismo””.

Asimismo, emplazó al Gobierno a dar una respuesta concreta y realista que acabe con la violencia de raíz, precisando que “estamos cansados de los anuncios de querellas y falsas promesas”(…) “Es hora de que el gobierno haga uso de las facultades que le dan la Constitución y las leyes para controlar y ponerle fin al terrorismo y narcotráfico en La Araucanía. No sólo las familias de la zona de Arauco viven con miedo, sino que todas las familias de la macrozona sur tienen miedo de que esto se vuelva aún más violento y se extienda por el resto del territorio“.

Incluso el abanderado de RN Mario Desbordes también se refirió a lo que está ocurriendo en La Araucanía, mencionando que “lo que está ocurriendo en la zona haya que abordarlo urgentemente” desde varios puntos de vista como es el retomar la agenda económica, social, política y cultural con los pueblos originarios.

Respecto a la violencia, Desbordes sostuvo que “hay que enfrentarla con todas las herramientas que nos da la ley y el Estado de Derecho y con las policías”.

Explicó que actualmente las policías no cuentan con el equipamiento para hacer frente a la violencia desatada en la región, indicando que “además, no se sienten respaldados, porque están enfrentando a personas que están armados hasta los dientes con armas de guerra”.

Asimismo, llamó a que “no descartemos la posibilidad de un Estado de Sitio, hay que evaluarlo y hay que ponerse firme y evaluar también que las FFAA puedan colaborar con tecnología, no las FFAA metidas directamente en el tema, pero sí como lo hacen en la Frontera Norte”.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí