Las autoridades de Finlandia han declarado este lunes el estado de emergencia en el país ante el repunte de los contagios de coronavirus, por lo que los bares y restaurantes podrían verse obligados a cerrar sus puertas.

El Gobierno ha anunciado así un incremento de las restricciones, tal y como ha indicado la primera ministra, Sanna Marin, en una rueda de prensa. Esto podría implicar la restricción de movimientos de la población, según informaciones del diario ‘Helsingin Sanomat‘.

Las autoridades podrán así solicitar el cierre de la hostelería y los comercios a partir del 8 de marzo, cuando entre en vigor el estado de emergencia, que durará tres semanas. No obstante, ya están preparando un paquete de ayudas para aquellos negocios que se vean afectados.

En el último día el país ha constatado ocho muertos a causa del coronavirus, lo que sitúa la cifra total de decesos en 750 desde que comenzó la pandemia. El Instituto Nacional de Salud y Bienestar ha señalado, además, que los casos ascienden ya a más de 58.000.

Es un centro comercial de Helsinki el 28 de enero. FOTO:  ANTTI HÄMÄLÄINEN – Helsingin Sanomat

“El Gobierno, en cooperación con el presidente, ha manifestado que existen circunstancias excepcionales en el país”, ha dicho Marin, que ha descartado por el momento la imposición de un toque de queda.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí