En tierra derecha avanzan los ajustes propugnados por el Gobierno de cara a las próximas elecciones de abril y que parecen encontrar terreno propicio transversalmente en la clase política.

Fue así que este martes el ministro secretario general de la Presidencia, Juan José Ossa, se refirió al tema, destacando especialmente que “ayer en la tarde presentamos dos reformas constitucionales relacionadas a las próximas elecciones“.

En ese contexto explicó que “se trata, por una parte, de que estas se realicen en dos días: sábado 10 y domingo 11 de abril. Y, por otra, la relativa a que el tiempo que puedan aspirar los independientes en la franja electoral sea superior a la que tienen hoy“.

Dos días de votaciones

Al respecto, señaló que “el Gobierno tiene la responsabilidad de que este acto eleccionario sea impecable y fiel a la tradición de nuestra democracia. Por lo mismo, en el mes de enero, hizo una propuesta bastante similar a aquella en la que hoy ha querido insistir, que es la que la elección se pueda hacer en dos días consecutivos”.

Fue así que explicó que el Gobierno propuso “que el día 10 y 11 se haga un mismo acto eleccionario, lo que significa que las personas voten una vez en uno de aquellos días. Además, que el Servel incentive el voto para ciertos rangos etarios o grupos de riesgo. Estos mecanismos, que preocupan a la ciudadanía, serán diseñados por el Servel en conjunto a los demás actores“.

Acotó además que se propone que los vocales de mesa deben ser los mismos para los dos días, aumentando la retribución total a unos 60 mil pesos.

Franja electoral para independientes

Respecto de la participación de los independientes fuera de pacto en la franja electoral, la reforma propone que el tiempo al que puedan aspirar en la franja sea sustantivamente superior al que hoy tienen derecho. En este sentido, no se toca el tiempo destinado a los escaños reservados. Pero el resto del universo, el 87% de la franja, será redistribuida. El 22% será para los independientes, quienes podrán agruparse.

“El hecho que los independientes hayan quedado tan rezagados en la franja electoral no es algo que alguien haya querido descuidar. Lo que ocurrió es que todos nos sorprendimos para bien con el inmenso interés que tuvieron los chilenos en participar en este proceso electoral. Un ejemplo: si en la anterior elección parlamentaria solo 11 candidatos disputaron la elección fuera de pacto, hoy son más de 500. Eso habla bien de Chile, habla bien de la democracia y obviamente si eso ha traído algunas consecuencias que desmerecen la posibilidad de los independientes de participar, nuestro rol es arreglarlo y eso es lo que pretendemos mediante este proyecto”, indicó.

“Hoy existen 30 minutos de franja electoral obligatoria. Un 13% de ese tiempo, algo más de 3 minutos, están destinados a los escaños reservados de nuestros pueblos originarios y eso no se toca. Sin embargo, el resto del universo, el 87% de la franja, será distribuida de una forma distinta. De ese 87%, al menos un 22% estará a disposición de los independientes, quienes además podrán agruparse y organizarse para maximizar el tiempo para tener la mejor franja posible”, concluyó el ministro Juan José Ossa.

Resguardo de votos

Por otra parte, Ossa precisó que “las Fuerzas Armadas “tomarán control de las urnas de manera anticipada. Pero, además de eso, el Servel propondrá un mecanismo oficial de sellado de urnas. Los vocales también podrán pernoctar en los locales de votación”.

Eso si, aclaró que el proceso de toma de posesión por parte de las FF.AA. de los locales de votación se producirá el día viernes previo, “para no entorpecer ni el proceso de vacunación ni la entrada de los colegios”.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí