Luego de los últimos hechos de violencia delictual urbana armada ocurridos en la Región Metropolitana donde murieron dos niños, de 5 y 7 años, demuestran que la violencia está en constante aumento a pesar que el Gobierno a raés de cifras que muestran una baja en la tasa de casos policiales, pero que difieren de la realidad que percibe la ciudadanía y la realidad diaria y que tiene atemorizada a la gente que no se atreve a salir a las calles por miedo a ser víctima e un asatlo armado, un portonazo o terminar con un balazo muerto en la calle. Sin dua es el fracaso total la ineficiente política que lleva adelante la militante RN Katherine Martorell que ha demostrado su ineptitud para el cargo

Es así como la Subsecretaría de Prevención del Delito tiene una estadísticas sobre casos policiales por delitos de mayor connotación social y violencia intrafamiliar de 2020, donde se muestra que la frecuencia y tasa de casos policiales ha tenido una variación a la baja como es el caso del Robo con Violencia o Intimidación que señala una caída de un 17,5% o el de Robo de Vehículo Motorizado con una baja de 13,3%.

Asimismo, el informe muestra también una disminución en las denuncias y detenciones por delitos como es el caso del Robo con Violencia con un 26,8% o el Robo de Vehículo con un 26,4%.

Sin embargo, parece que la subsecretaria que dirige Katherine Mertorell se olvida que muchas personas que han sufrido algún tipo de delito, no hacen la denuncia respectiva ante las instancias policiales o judiciales, por lo que las cifras oficiales difieren de lo que la población siente sobre lo que ocurre en las calles del país con la delincuencia.

El Gobierno y su errada política de (in)seguridad pública

Sin embargo y ante la evidencia de casos de connotación ocurridos en la capital, especialmente con el homicidio de los dos menores de edad, el Gobierno insistió en su llamado a avanzar en una Ley de Control de Armas.

Hay armas que están circulando que no están inscritas, pero que están modificadas y que ingresan a Chile como fogueo, como maquetas, como juguetes y que igual tienen un poder de fuego letal. Debemos avanzar también en el castigo al crimen organizado”, explicó el ministro del Interior, Rodrigo Delgado.

Detractores

Uno de los principales detractores de la política de aumentar la “mano represiva del Estado” es Eduardo Verga, quien en conversación con Mega criticó lo que llamó “populismo penal” que impulsa el Gobierno, indicado que “el Congreso no puede seguir aprobando leyes de populismo penal que sabemos que sabemos que no sirve, sirve para pautas de prensa, pero lo que hace es meter a más pobres en la cárcel para que después salgan con sus mismas familias sean círculos más vulnerables”.

Incluso en su cuenta en Twitter posteó que “Hoy en el matinal de Mega. Homicidios aumentan en un 33%, el crimen sigue recibiendo recursos por la venta de drogas y seguimos persiguiendo a los que menos tienen mientras Gobierno sigue con su populismo penal. Estamos en un punto crítico”.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí