O’Higgins y su legado parlamentario

0
569

Se iniciaba el año 1811, el primer atisbo de independencia de la Capitanía General del Reino de Chile, se había cristalizado en la Primera Junta Nacional de Gobierno, el 18 de septiembre del año anterior, pese a lo cual era evidente para un observador atento de los sucesos de la época, que aún faltaba un largo camino por recorrer, para que dicho proceso terminara.

Bernardo O’Higgins, convertido en un exitoso agricultor, no permanecía en ningún caso impasable en su hacienda San José de las Canteras, situada en la actual comuna de Quilleco, cuya belleza rural es incomparable.

Desde que supo de lo ocurrido en Santiago, activó en forma inmediata las milicias de la Laja, con el firme propósito de respaldar a la Junta, en caso que hubiera reacciones violentas en contra de ella.

Pero aún más, se comunicó con Juan Martínez de Rozas, indiscutible líder independista del sur, a fin de solicitarle que presionara en Santiago, para que se conformara el Primer Congreso Nacional.

No fue fácil obtener el apoyo de don Juan, debió amenazarlo incluso con quitarle su respaldo, hasta que finalmente cedió y logró que en la capital se resolviera la instauración del mencionado parlamento.

Bernardo, elegido como uno de los representantes al Congreso, se preparó a marchar hacia Santiago a fin de asumir sus funciones, pese a que estaba convencido que la tarea no sería en ningún caso fácil, como lo demuestra el siguiente párrafo de una carta dirigida al coronel Juan Mackenna: “Por mi parte, no tengo ninguna duda que el Primer Congreso de Chile mostrará la más pueril ignorancia, y se hará culpable de toda clase de locuras. Tales consecuencias son inevitables, a causa de nuestra total falta de conocimientos y experiencia, no podemos aguardar que sea de otra manera, hasta que principiemos a aprender. Mientras más pronto comencemos nuestra lección, mejor”.

Apreciemos entonces su legado y lo que de él hemos aprendido.

Sobre al autor: Antonio Yakcich Furche, presidente del Instituto  O’Higginiano de Rancagua

Foto: Cuadro de O’Higgins, de Manuel Carvallo Ortiz.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí