Este miércoles la Sala de la Cámara de Diputados aprobó en general y en particular el proyecto de reforma constitucional ingresado ayer martes en la mañana por el Gobierno en la Cámara Baja, para postergar las elecciones agendadas para este 11 y 10 de abril, a causa del empeoramiento de las condiciones sanitarias nacionales por la pandemia de coronavirus.

La iniciativa fue aprobada con 126 votos a favor, 11 abstenciones y 3 votos en contra.

Destacó la abstención masiva de los diputados comunistas (Karol Cariola, de hecho, ni siquiera votó) y la inhabilitación del UDI Joaquín Lavín, por conflicto de intereses al estar casado con la alcaldesa de Maipú.

De este modo la iniciativa, que posterga los comicios de alcaldes, concejales, gobernadores regionales y constituyentes, fue despachada al Senado, ante lo cual el Gobierno expresó su esperanza para que “conozca rápidamente de este proyecto, y ojalá mañana mismo lo estemos despachando”. De hecho, la Comisión de Constitución de la Cámara Alta está citada a las 18 horas para iniciar la revisión del proyecto gubernamental.

El texto establece que las elecciones se postergarán cinco semanas, por lo que se deberían desarrollar el sábado 15 y domingo 16 de mayo, mientras que la segunda vuelta de gobernadores quedó fijada para el 13 de julio, y las primarias presidenciales fueron agendadas para el 18 del mismo mes. La propuesta original del Ejecutivo establecía que ambos comicios se realizarían el 4 de julio.

Otros aspectos del proyecto

El texto también establece que la propaganda de los candidatos se puede mantener, pero sólo en espacios privados, mientras que en espacios públicos debe sacarse. Asimismo, se indica que la suspensión de las campañas rige desde el 28 de abril.

Con esto, se rechazó la idea de que rechazó que la campaña se suspendiera por tres semanas y que se retomara con tres brigadistas por candidato. Tampoco se aprobó la unviersalidad del transporte público apra el día de las elecciones.

Además, se restringió el gasto electoral por parte de los candidatos, quienes no podrán seguir recibiendo financiamiento durante la suspensión de la campaña.

Respecto a los alcaldes suspendidos de sus cargos por la promoción para su reelección, el proyecto afirma que no deben volver a sus puestos.

Otro aspecto que no fue aprobado, es el cierre del comercio no esencial hasta el desarrollo de las elecciones.

Gobierno valoró aprobación pero lamentó rechazo de propuestas

“Lo primero valorar y agradecer el avance de esta iniciativa. Lo dijimos ayer, había que poner en el centro de la discusión a la salud de las personas y ese era el motivo central de esta reforma”, sostuvo el ministro del Interior, Rodrigo Delgado.

Estamos conformes con respecto al desplazamiento de las fechas en los plazos y en la forma que se propusieron y por supuesto que valoramos la iniciativa y el debate que se dio desde ayer para poder aprobar esta reforma”, agregó.

Sobre el rechazo de la indicación que planteaba la universalidad del transporte público, indicó que “hay una propuesta con respecto al Metro en la Región Metropolitana, y también otras iniciativas en regiones que van a ser propuestas para ese día. Lo importante es que la gente que ese día se desplace lo haga de manera segura para facilitar la participación”.

En tanto, el ministro secretario general de la Presidencia, Juan José Ossa, señaló que “lo dijimos desde un principio: lo más relevante, y lo que era un dogma para nosotros, era que se aplazaran las elecciones por las razones que hemos señalado: razones sanitarias, en primer lugar; y razones de salud de nuestra democracia, de tener una elección lo más participativa posible”.

Detalló además que sobre otros temas “respecto a los cuales empatizamos con los candidatos porque obviamente es una situación distinta y anómala para ellos, nuestra invitación fue que, a pesar de que el Gobierno tenía una propuesta en su mesa, el mensaje era que ojalá los partidos pudieran ponerse de acuerdo en esas materias, porque son quienes realmente tienen la sintonía fina respecto a sus propios candidatos. Desde luego cada diputado conoce a los candidatos a alcalde, a concejales, a convencionales de su distrito; y, en ese sentido, nosotros entendíamos que existe un acuerdo de que ojalá los acuerdos siempre se respetaran obviamente. Esa es una declaración de principios más importante que el contenido del acuerdo. Es bueno que cuando los comités se suspenden, para tomar un acuerdo, ese acuerdo, más allá de la opinión del Ejecutivo, se respete”.

En este último punto, el diputado de la UDI, Juan Antonio Coloma, si bien destacó la aprobación de la postergación de las elecciones, deploró que no hubiera respaldo a sus distintas indicaciones para apoyar la competitividad de las campañas para alcaldes y concejales, como lograr que las presencias en radio y redes sociales se extendieran por un mes (quedó reducido a la mitad) o la salida a terreno de equipos reducidos de brigadistas a hacer campaña (rechazado), acusando el no cumplimiento de acuerdos previos con la oposición.

Así, explicó que “tuvimos reunión de comité con todos los jefes de bancada, donde les propusimos el mecanismo para poder establecer esto y en ese momento estaban los votos (…) pero si nosotros accedimos a retirar la indicación que a nosotros nos interesaba porque habíamos llegado a un acuerdo, lo mínimo que uno hubiese esperado es que este acuerdo se cumpliera. Creo que desde la oposición, y aquí exceptúo al Partido Socialista, que sí cumplió, dejaron mucho que desear respecto al acuerdo alcanzado”, recalcando que no cumplieron con lo que se habían comprometido.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí