En medio de la discusión por el proyecto de ley del llamado “impuesto a los súper ricos” en la Comisión de Constitución de la Cámara de Diputados, la diputada del partido Humanista, Pamela Jiles, armó otro de sus reconocidos “números” donde su víctima fue, en esta ocasión, el subsecretario general de la Presidencia, Máximo Pavez, al cual, pese a que se le había habilitado a exponer sin objeciones de los presentes, pronto fue interrumpido y ninguneado por la parlamentaria, callándolo, tachando su intervención de ilegal y pidiendo que lo echaran de la sala.

Todo porque, en la dignidad de diputada de Jiles (misma dignidad que se ha encargado de pisotear a diestra y siniestra con sus actitudes en diversas ocasiones), quien debía estar presente en la sesión era el titular de la cartera, Juan José Ossa y no un “segundón”, como calificó a Pavez.

El escándalo

Efectuada la votación en la Comisión, donde la iniciativa fue respaldada por 7 votos a favor, 5 en contra y 1 abstención (pasará ahora a la Comisión de Hacienda), el presidente de la instancia parlamentaria, el diputado Marcos Ilabaca (PS), le dio el pase a Pavez, quien inició su exposición haciendo énfasis en las reservas del Gobierno ante el proyecto, siendo interrumpido al poco tiempo por Jiles.

“De reglamento… puesto que está hablando ilegalmente el subsecretario puesto que no está habilitado… Yo le pido presidente que primero me de la palabra porque es de reglamento, y segundo lugar le pido que el subsecretario no sea habilitado para participar en esta comisión puesto que no está presente el ministro. Si el Gobierno se quiere ir en la dura, que por lo menos venga a dar la cara el ministro Ossa a decirle él, con su cara a todo el país, no mandar un segundón, a decirle a la ciudadanía que se opone al cobro del impuesto a los super ricos, si no, me opongo y pido mi derecho a que se calle Max Pavez en este momento; que deje de hablar porque no tiene derecho a hacerlo y yo no lo habilito“.

Ilabaca le recordó seguidamente (después de varios intentos vanos previos) de que él había autorizado la intervención del subsecretario, sin que nadie se opusiera a dicha decisión.

Lamento el intento de censura“, señaló Pavez al reiniciar su exposición, para ser nuevamente interrumpido por la parlamentaria del Partido Humanista, quien reiteró que la intervención de la autoridad gubernamental en la Comisión era ilegal, exigiendo además que “retire sus palabras de que yo estaría haciendo una censura. Un insulto hacia un diputado de la República yo no lo voy a permitir”.

Vuelta la tensa calma y reanudando su exposición, en la cual reiteró que el Gobierno hará reserva constitucional del proyecto, Pavez agradeció a Ilabaca permitirle exponer y dijo que lamentaba “que se me trate, después de 10 años en esta Comisión como un funcionario segundón, no se justifica ese trato”.

Pese a ello, y argumentando la ausencia del ministro Ossa en la sesión y el reglamento, el propio Ilabaca invitó al subsecretario a retirarse, mientras Jiles exigía que se retiraran del acta las palabras de Pavez donde la acusaba de censura y que la autoridad se fuera de la sala.

Contradictoriamente acusó al subsecretario de estar haciendo “un espectáculo que no corresponde”, pese a que ella misma empezó sus acusaciones e intentos de evitar la intervención de la autoridad en el momento en que se autorizó el ingreso de fotógrafos y camarógrafos de la prensa a la sesión.

En la salida de la sala, Pavez declaró a la prensa que “yo trabajo en el Congreso hace 10 años. Nunca me había pasado, ni como asesor parlamentario, ni como jefe de la división de la Segpres ni como subsecretario, que alguien no pudiese estar en una comisión exponiendo los argumentos. Lamento mucho la actitud de la diputada Jiles. No hay mucho más que decir”.

Consultado acerca de por qué se retiró de la sala, señaló: “porque me pidieron que me fuera. El presidente de la comisión, Marcos Ilabaca, a quien agradezco que me haya dejado hablar, después me pidió que me retirara. Estamos en un poder del Estado distinto. Pregúntele al diputado Ilabaca, yo estoy haciendo mi trabajo a nombre del gobierno y reiterarles que vamos a recurrir al TC para que la Constitución se respete y si en el debate la diputada Jiles, que tiene una actitud antidemocrática con el Ejecutivo, bueno… (…) Vamos a ejercer las prerrogativas aunque a la diputada Pamela Jiles no le guste“.

Por su parte, el ministro de la Segpres, Juan José Ossa, expresó momentos después que “me encontraba presente en la Comisión de Constitución del Senado, donde se está tramitando la reforma que propone postergar las elecciones. Hay otros dos ministros del Comité Político en otra comisión, que es la de Hacienda del Senado, relacionada al bono clase media y a las ayudas que queremos entregar a las familias. En consecuencia, lamentamos que se arme un incidente bastante forzado, en una comisión que siempre se ha caracterizado por su capacidad de análisis, capacidad de lograr acuerdos, pero yo lo que más lamento es que a un subsecretario, que por supuesto representa al Gobierno con todos los poderes que significa el Subsecretario General de la Presidencia, que ha trabajado durante 10 años en este Congreso, tan querido, se le trate de segundón. A mí me parece que a las personas no se les puede tratar así, nosotros tenemos que mirarnos a los ojos, ser más comprensivos y zanjar nuestras diferencias conversando y no ninguneando“.

2 COMENTARIOS

  1. Si alguien piensa que la Jiles es democrática , están equivocados, el juego del sin filtro , hay que saberlo jugar, por que ella no es buena perdedora.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí