Diputado desde 1990 (no va a la reelección por impedimentos legales); Secretario General de la UDI en 2003 y Presidente del partido entre 2012 y 2014. Entre 1983 y 1985, fue Secretario Nacional de la Secretaria Nacional de la Juventud y desde 1985 a 1989, alcalde de Pudahuel.

La carrera política de Patricio Melero ha sido larga y fecunda a lo largo de las últimas décadas. Miembro de diversas comisiones en la Cámara Baja (en especial Trabajo en sus diversos períodos como parlamentario), anunció hace algunos meses que no tenía intenciones de dar el salto al Senado tras descartarse la opción de competir por una reelección.

Sin embargo, en círculos cercanos, se ha comentado insistentemente que Melero tiene especial interés en llegar al gabinete.

Su nombre ya sonó preliminarmente para el cambio cambio de gabinete ocurrido el 28 de julio del año pasado, tanto como posible vocero de Gobierno (donde llegó finalmente Jaime Bellolio), como sobre todo Interior, siendo mencionado como fuerte alternativa aunque sería otro histórico del gremialismo, Víctor Pérez, quien asumiría el cargo.

Esas serian sus razones personales. En términos técnicos, su larga experiencia en temas laborales y su transversal red de contactos en el mundo político, lo transforman en un activo importante para el Gobierno, de decidir finalmente nominarlo en el cargo en reemplazo de la aún ministra del Trabajo María José Zaldívar.

En términos más coloquiales, como mencionó un parlamentario esta mañana en La Moneda al consultársele fuera de micrófonos si era efectivo que Melero ya se había despedido de sus asesores y colegas esta jornada, “al menos de mi no se ha despedido (…) y falta lo más importante: el permiso de su esposa. No sería primera vez que una nominación se cae por decisión del cónyuge”, para luego recalcar que la palabra final la tiene el Presidente Piñera “en caso de ser efectivo el cambio”.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí