En el marco del Día Mundial de la Salud, Activa junto con WIN (Worldwide Independent Network of Market Research) dieron a conocer un estudio global que explora temas de Salud y Estilo de Vida, mostrando que Chile ocupa el último lugar en el Ranking Mundial de Hábitos de Salud, lo cual se repite también en la clasificación de calidad de sueño y de ejercicios.

La investigación revela las opiniones y visiones sobre la percepción de la salud y hábitos de las personas, por lo que para este estudio se realizaron 29.252 entrevistas en 34 países.

La salud no se reduce sólo a una condición biológica y física, lo cual ha sido más evidente en el último año con los cambios provocados por la pandemia del Covid-19. En la percepción de la salud influyen distintos factores, incluyendo el contexto en el que vivimos, la cultura, valores, así como las condiciones cognitivas y psicológicas.

En este estudio, se presentan cinco hábitos específicos que fueron categorizados como buenos y malos hábitos: dormir bien y hacer ejercicio en el lado positivo, y sufrir de estrés, fumar y beber alcohol en el ámbito negativo.

Percepción de la Salud en Chile y el Mundo

A pesar de las consecuencias negativas provocadas por la pandemia, 79% de la población mundial se percibe como sana. Aunque la gran mayoría se considera saludable, el 17% se considera no saludable. Los resultados muestran que los hombres tienden a percibirse a sí mismos más saludables que las mujeres, y que cuanto más alto es el nivel educativo de los individuos, más saludables se perciben.

En Chile, 60% de la población encuestada se considera saludable o muy saludable, porcentaje significativamente menor que en el resto del mundo. Si bien en el mundo la percepción de la propia salud ha mejorado, en Chile los niveles se mantienen estables en comparación a la medición del año pasado.

Al igual que en el mundo, existe una diferencia significativa por sexo: los hombres chilenos se consideran más saludables que las mujeres. Comparando los resultados con la encuesta realizada el año anterior, en Chile se observa una baja significativa en el porcentaje de mujeres que se percibe como sana (de 57% a 53%), mientras que en los hombres esta percepción mejora, pasando de un 61% a un 68%.

Las personas que más saludables se perciben son adultos de entre 35 y 54 años, de clases acomodadas y con trabajo remunerado. Así que cuanto menor es el nivel socioeconómico, disminuye también la percepción de buena salud. En cuanto a ocupación, las personas jubiladas (50,6%), desempleadas (54,5%) y las dueñas de casa (53%) se ubican por debajo del promedio nacional.

Asimismo, las personas que residen en la zona sur se perciben a sí mismas como menos saludables (53%) que los de la Región Metropolitana (62%) y los de la zona norte (63%).

Dormir bien

Además, el estudio también aborda otra temática que da como muestra que el 64% de la población mundial declara dormir bien. Este resultado representa una mejora de 3 puntos porcentuales en comparación a la medición anterior. Los hombres tienden a dormir bien con mayor frecuencia que las mujeres, mientras que las personas de 35 a 45 años lo hacen con menor frecuencia.

Las personas jubiladas, trabajadoras a tiempo completo y los autónomos parecen tener la mejor calidad de sueño. Las personas dueñas de casa son las que duermen peor.

La región de Asia Pacífico (APAC, por sus siglas en inglés) y Europa son las regiones con mejor calidad de sueño entre sus ciudadanos (69% y 64%, respectivamente). Ocurre lo contrario en Oriente Medio y África del Norte (54%). En el ranking de países, Palestina (51%), México (49%) y Chile (48%) se encuentran al final de la clasificación.

De hecho, 39% de la población encuestada en Chile señala que a veces duerme bien y 13% que casi nunca o nunca lo hace. Nuevamente y al igual que en el resto del mundo, existen diferencias entre hombres y mujeres. Los hombres chilenos declaran dormir bien con mayor frecuencia (52%) que las mujeres chilenas (44%).

Las personas de 55 años o más duermen mejor (55%) que las personas más jóvenes de 18 a 34 años (45%) y también de quienes están entre los 34 y 54 años (47%). Por su parte, las personas de los estratos más bajos (D/E) declaran dormir peor (37%) que los de niveles socioeconómicos superiores.

Ejercicios

Según los resultados, el 39% de las personas a nivel mundial se ejercitó regularmente durante el último año, un +2% que el año anterior. No obstante, todavía hay una alta tasa de personas que hacen poco o ningún ejercicio (31%).

Las mujeres hacen menos ejercicio que los hombres y, una vez más, las dueñas de casa son las que hacen menos ejercicio, en comparación con otras categorías laborales. Un resultado positivo es que no solo los más jóvenes (de 18 a 34) hacen más ejercicio, sino también las personas de 65 años o más.

En Chile, 44% de la población encuestada indica que casi nunca o nunca hace ejercicio. Mientras que sólo el 20% declara ejercitarse muy frecuentemente o frecuentemente, mientras que un 36% señala ejercitarse a veces.

Los hombres (23%) se ejercitan con mayor frecuencia que las mujeres (17%). Las personas más jóvenes de 18 a 34 años (24%), y los de estratos económicos superiores se ubican entre quienes se ejercitan más frecuentemente en comparación con otros rangos etarios y niveles socioeconómicos.

Sensación de estrés

Durante el último año, el 31% de la población sufrió estrés con regularidad, lo que representa un aumento menor pero significativo respecto del año anterior.

Las mujeres más jóvenes (de 18 a 24 años), personas de bajos ingresos, estudiantes, desempleados, amas de casa y trabajadores a tiempo parcial se encuentran entre las personas que más tienden a sufrir estrés.

En términos de países, en Japón (49%) y Serbia (49%) las personas declaran sentir más estrés. En oposición a Vietnam (11%) y Dinamarca (13%). En Chile, 31% de la población encuestada declara padecer de estrés muy frecuentemente o frecuentemente. Vuelve a evidenciarse una diferencia significativa por sexo: 37% de las mujeres chilenas declara sufrir de estrés muy frecuentemente o frecuentemente, 12 puntos por encima en comparación con lo que declaran los hombres chilenos.

Los más jóvenes (18 a 34 años) señalan sentir estrés más frecuentemente (41%) que las personas de más edad. Lo mismo ocurre con los chilenos y chilenas de estratos sociales más bajos.

Fumar y alcohol

En general, el 17% de la población mundial fuma habitualmente, mientras que el 15% bebe alcohol habitualmente. El estudio evidencia que los hombres fuman y beben considerablemente más que las mujeres (fumar: 22% frente a 11%; beber: 20% frente a 11%).

Palestina (36%), Líbano (28%) y Serbia (28%) son los países con mayor número de fumadores. Por otro lado, Nigeria (4%), Perú (5%) y Paraguay (5%) son los que tienen menos fumadores.

En Chile, 19% de la población encuestada fuma muy frecuentemente o frecuentemente, sin observarse una diferencia significativa entre hombres y mujeres. Las personas de más edad (35 a más de 55 años) lo hacen con más frecuencia que los jóvenes de 18 a 34 años edad.

En cuanto a beber alcohol, Japón (45%), Irlanda (32%) y Gran Bretaña (30%) tienen los porcentajes más altos de bebedores, mientras que Palestina (1%), Indonesia (3%) y Perú (4%) muestran las tasas más bajas.

En Chile, 9% de la población encuestada señala que bebe muy frecuentemente o frecuentemente. Los hombres (13%) consumen alcohol con mayor frecuencia que las mujeres (5%). Las personas del estrato más alto (C1) beben más frecuentemente (14%) que el resto.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí