El día 5 de abril nos enteramos por la prensa que Chile sería la sede de la Conferencia Abierta y las Reuniones Bienales del Comité Científico de Investigaciones Antárticas (SCAR, por su sigla en inglés), el encuentro más grande de ciencia antártica a nivel mundial, con más de 1.000 personas, entre sus asistentes.

El lema de la reunión, que por segunda vez que se organiza en Sudamérica, será “Ciencia Antártica: Encrucijada para una Nueva Esperanza”. “Nos encontramos en una encrucijada y debemos afrontarla juntos. Es por ello que, el Ministerio de Relaciones Exteriores y el Instituto Antártico Chileno lideraron la postulación de Chile como sede de la XI SCAR Open Science Conference y las Biennial Meetings en la ciudad de Pucón, Región de la Araucanía, el año 2024”, comenta Marcelo Leppe, director del Inach.

Al evento principal, le seguirán inmediatamente las Reuniones Bienales de SCAR en Punta Arenas, entre las que están las importantes Reuniones de Delegados.

Sin duda una buena noticia… pero inmediatamente uno se hace la pregunta ¿por qué en Pucón? La respuesta al indagar un poco era que Punta Arenas no tiene capacidad hotelera, ni menos Puerto Williams, las dos ciudades antárticas de Chile.

Si bien es cierto que es muy difícil lograr aumentar la capacidad hotelera de aquí al 2024, me extraña profundamente que no se haya buscado alternativas más creativas que nos permitan potenciar a ambas ciudades y darlas a conocer a la ciencia antártica mundial.

Puerto Williams. (Foto: Gabriel Jesús Leiva Muñoz)

Mi idea: Que la Conferencia se haga en un Crucero de máximo 240m de eslora con capacidad para unos 1.500 pasajeros. ¿Por qué la eslora debe ser un máximo de 240m?  Porque esa es la capacidad máxima de diseño del nuevo “Terminal de Cruceros del Cabo de Hornos” en Puerto Williams que se debería entregar el 2024. (El cabezo a muelle tiene solamente 130m, pero se le agregarán “dolphins” o postes de amarre para que un buque de mayor eslora pueda atracar). Junto a esto también en Puerto Williams se entregará este año el “Centro Subantártico Cabo de Hornos”, en el cual el Estado invirtió más de 14 millones de USD. Simplemente no se puede no usar esta importante infraestructura que, si bien es modesta, permite proyectar el trabajo de Chile hacia la Antártica.

También hay otro proyecto largamente anhelado para Puerto Natales, el cual es el ensanche del Canal Kirke para que permita operar Cruceros. Actualmente el diseño es para buques de hasta 240m, pero falta concretar esa obra, que esperamos que se haga antes del 2024, para que también esta ciudad, puerta de entrada a las Torres del Paine pueda ser incorporada al circuito de Cruceros.

Adicionalmente la ruta del Crucero deberá incluir el Cabo de Hornos y Bahía Wulaia, ambos lugares muy importantes para la Nación Yagana, quienes habitaban y navegaban estos mares por más de 6.000 años.  Esta milenaria Nación merece voz en toda conferencia antártica que se realice, ya que fue desde su territorio que zarparon los primeros exploradores. Es más, en la bitácora del capitán James Weddell aparece que hasta pensó en “reclutar” (para no decir raptar) a un joven Yagán, durante su estadía en la zona, antes de partir a la Antártica en 1827.

Chile ya reconoció la importancia de esta Nación, y ellos tendrán un cupo reservado para redactar nuestra nueva constitución.

1 COMENTARIO

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí