Las y los firmantes expresamos nuestra profunda desazón e impotencia ante la cifras publicadas por el Ministerio de Salud y el manejo de la pandemia por parte del Gobierno”. Así empieza la declaración que 24 organizaciones sociales y de salud junto a partidos políticos de oposición critican el manejo que ha tenido el Gobierno de la pandemia.

Y agregan que responsabilizan del mal actuar durante la crisis sanitaria al Gobierno “al que consideramos responsable dado su actuar errático y contradictorio, una conducción que no ha sido convocante a la amplia sociedad, una permanente actitud exitista, primero con el virus “buena persona” del Ministro Mañalich y actualmente con el proceso de vacunación, y siendo negligentes con las demás estrategias de contención sanitaria”.

Además, apuntan al Ejecutivo de no tomar en cuenta las indicaciones y propuestas de diferentes actores, incluso que “se han tomado decisiones que van en un camino completamente distinto a lo expresado”.

En ese sentido, señalan que en estos momentos se “requiere una gobernanza participativa que genere compromisos, desde y en los territorios, que implique refuerzo al trabajo de la atención primaria, con énfasis en trazabilidad y asilamiento”.

Además, considerando los pobres resultados en reducción de la movilidad física y la protección económica de la personas, altamente burocratizada, reiteramos la importancia de acciones que abordan las necesidades y condiciones sociales, la participación, la comunicación de riesgo y la protección de las y los trabajadores, en el rol de la red asistencial pública”, precisan.

Asimismo, sostienen que la red asistencial de salud se encuentra en un “estado de catástrofe” por la alta demanda de camas críticas y el “número creciente de casos con características distintas a las ya conocidas por el COVID-19, que encienden alarmas de la presencia significativa de nuevas cepas del virus aún indeterminadas y refuerzas la necesidad de intensificar la vigilancia genómica”.

Y advierten que “nos encontramos frente al evidente colapso del sistema de salud en cuanto a infraestructura física, camas con capacidad de ventilación asistida y el personal de salud agotado, desmoralizado, y una falta de financiamiento para contratar personal para reforzar tareas cruciales en este momento, lo que es aún más evidente en centros urbanos alejados de las capitales regionales”.

Por tal motivo, las organizaciones sociales, políticas y gremiales exigen al Gobierno “acción inmediata y decidida acorde a lo planteado, involucrando en forma resolutiva a los actores científicos y sociales pertinentes en la toma de decisiones”.

Entre los firmantes de esta declaración aparecen el PS, el PPD, el PC, Progresistas, RD, Convergencia Social, Igualdad, Izquierda Libertaria, PH, Partido Liberal, PR, Regionalistas, Comunes, PDC, Fuerza Común y Unir a los que se suman Ancosalud Chile, Achipen, Colectivo Ciudadanas Ciudadanos, Fundación Apost, Corpade, Unidad Social, Acauch, Confusam, Fenpruss, Anef, Fenats, entre otros.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí