SANTIAGO (AP) — El ministro de Ciencia de Chile hizo el domingo una férrea defensa de la vacuna Sinovac, luego que la máxima autoridad de la agencia de control de enfermedades de China dijera que la efectividad de sus vacunas contra COVID-19 es baja y el gobierno de ese país asiático está considerando cambiarlas.

“En relación a las dudas que han despertado artículos de prensa” sobre la vacuna china Sinovac “reiteramos la importancia de enmarcar la discusión en la evidencia disponible”, dijo el ministro Andrés Couve. “Contamos con estudios científicos con los más altos estándares para evaluar su seguridad y efectividad”, agregó.

Chile fue uno de los primeros países en el mundo en apostar por la inoculación con la vacuna china y ha inmunizado a la mayoría de su población con ella. Hasta ahora ha aplicado más de 10 millones de dosis, según datos del Ministerio de Salud. El país sudamericano también ha utilizado en menor escala la vacuna de Pfizer/BioNTech (más de 1,4 millones de dosis).

Los fármacos chinos “no tienen tasas de protección muy altas”, dijo el director de los Centros chinos de Control de Enfermedades, Gao Fu, en una conferencia el sábado en la ciudad suroccidental de Chengdu.

Beijing ha distribuido cientos de millones de dosis en otros países y tratado de fomentar las dudas en torno a la efectividad de las vacunas occidentales.

La declaración inusual del funcionario chino suscitó gran revuelo mediático y puso en duda la vacuna china. Couve, el ministro chileno, citó un estudio reciente en Brasil que según refiere concluyó que la eficacia de la vacuna para casos leves es de 50,7%, con sintomatología moderada es de un 83,7% y un 100% “para casos graves que requieren asistencia del sistema de salud”.

Couve anticipó que para mediados de la próxima semana se hará público en Chile un estudio sobre la eficacia y efectividad de la vacuna realizado por universidades chilenas junto al Ministerio de Salud. Será uno de los primeros en el mundo en demostrar cómo funciona la vacuna china en la población real, más allá de los ensayos clínicos.

“Las vacunas salvan vidas. La eficacia no debe estar en duda. El director del CDC Chino solo dijo en una charla que hay que ver cómo este avance indica o no la necesidad de refuerzo de la vacuna con este u otro esquema. Algo que está en desarrollo”, tuiteó de su lado Heriberto García, director del Instituto de Salud Pública que aprobó la vacuna en Chile.

El refuerzo es algo que se está estudiando también en el caso de otras vacunas, especialmente ante la aparición de nuevas variantes de COVID más contagiosas.

Otros expertos destacan que el principal objetivo de las vacunas es frenar las hospitalizaciones y muertes y no sólo detener los contagios.

Más allá de lo publicado, “que no indica baja efectividad sino la sugerencia de la necesidad de un booster o dosis adicional a partir del mes 6 de aplicación, los resultados presentados de sus ensayos clínicos siguen siendo excelentes, con un nivel de eficacia de alrededor del 80% para eventos sintomáticos y cercana al 100% de eficacia frente a casos severos”, dijo a The Associated Press, Humberto Debat virólogo e investigador del Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria en Córdoba y miembro del consorcio PAIS de genómica de SARS-CoV-2 en Argentina.

“Es importante diferenciar la capacidad de esta y otras vacunas en prevenir infección (y por lo tanto la eventualidad de que los inmunizados sean potencialmente transmisores del virus) de la excelente capacidad de prevención de casos graves”, señaló Derat respecto a Sinovac.

El ministro chileno también hizo un llamado a continuar vacunándose en momentos en que se está registrando una disminución de personas que acuden a recibir la primera dosis del inoculante.

Chile ha vacunado hasta el momento a 7,369,321 millones de personas con una sola dosis de una población de 19 millones (38%) y a 4,662.274 con dos dosis (24%).

Chile acumula 1,076.499 de contagios, casi 50.000 reportados en la última semana, en un reflejo del recrudecimiento del COVID-19. En tanto que más de 24.346 personas han fallecido por el virus, según las cifras oficiales.

Pese a ser el país de América Latina con la mayor población vacunada contra el coronavirus, Chile vive probablemente el peor momento de contagios por la enfermedad que tiene al tope su sistema hospitalario. Las autoridades insisten en que aún va a tomar tiempo que la vacunación muestre sus efectos positivos.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí