El presidente de la Confederación Nacional de Transporte de Carga (CNTC), Sergio Pérez, señaló esta mañana que la delincuencia está “desatada en todas sus formas”, y que “el problema de la macrozona sur ya no tiene solución“.

El líder gremial abordó la ya permanente crisis de seguridad en La Araucanía y zonas aledañas a propósito de la quema de seis camiones en Victoria y diversos ataques ocurridos en Tirúa, sosteniendo en entrevista con radio Agricultura que “el problema de fondo es que ningún gobierno ha querido resolver el problema basal que existe, y no solo gobiernos, sino que particularmente el Poder Legislativo, tampoco ayuda“, haciendo hincapié en que “por el contrario, lo que hace es oponerse permanentemente a cualquier iniciativa del Ejecutivo para tener leyes que sean efectivas“.

En este contexto, indicó que “el problema de la macrozona sur ya no tiene solución, en opinión nuestra. Si hacemos más de lo mismo no vamos a resolver el problema. Esto requiere una solución basal. Y la solución pasa por quitarle los armas a los terroristas. Eso significa separar el tema del reconocimiento a los pueblos originarios, ese es un tema político, y definitivamente hacerse cargo de los terroristas, narcotráfico, los que roban madera, los que queman, los que han eliminado personas. A Juan Barrios lo quemaron en una cabina de un camión”.

Por otra parte negó la lo sostenido ayer por el ministro del Interior, Rodrigo Delgado, quien sostuvo que en la citada zona “sí hay una estrategia que está dando resultados”, señalando por el contrario que “la verdad es que no ha dado ningún resultado. Si hubiese dado resultado no se hubiese producido el atentado al servicentro de Luis Flores, que está a 200 metros de avenida principal, en la vía de acceso a Victoria. Es decir un atentado terrorista en zona urbana y además a las 00:00 horas, es decir, en pleno toque de queda en Estado de Excepción Constitucional, donde se supone que la autoridad son las FF.AA.”.

Con estos antecedentes sobre la mesa, propuso que “estos terroristas, que están organizados y armados con armamento de guerra, hacen lo que quieren, y la pregunta es ¿por qué no decretamos Estado de Sitio?“.

Seguidamente, sin embargo, comentó: “¿Cuál es el respaldo que vamos a entregar el respaldo que vamos entregar a losa funcionarios de las FF.AA para que detengan? Obviamente se van a perder vidas humanas, lo más probable, estos terroristas. Entonces, después estos mismos funcionarios del Estado que van a resolver el problema, van a caer presos”.

Finalmente, volvió a apelar a la situación que viven en la zona los trabajadores del gremio de transportistas, relatando que “están con un temor tremendo, muchos de ellos nos han pedido que les entreguemos la autorización para, además de conducir y llevar cargas, andar armados. Y muchos de ellos, han dejado de trabajar porque no quieren estar expuestos a ser dañados o perder la vida, y hoy día hay una cantidad importante de falta de conductores profesionales en Chile”.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí