Este jueves la OTAN ha emitido una importante comunicado que se resume en total apoyo a EEUU tras el nuevo cruce con Rusia, esto tras las acusaciones mutuas entre Moscú y Washington, este último acusó a Rusia, en Viena, de movilizar paulatinamente a cerca de 25.000 soldados adicionales a las fronteras de Ucrania, las que calificó como “actividades militares inusuales desestabilizadoras”.

Rusia, por su parte, denunció que al menos cinco aviones de transporte militar de EEUU llegaron a Ucrania en los últimos días.

La Declaración del Consejo del Atlántico Norte señala:

  1. Los aliados de la OTAN apoyan y se solidarizan con Estados Unidos, tras el anuncio del 15 de abril de acciones para responder a las actividades desestabilizadoras de Rusia. Los aliados están tomando medidas de forma individual y colectiva para mejorar la seguridad colectiva de la Alianza.
     
  2.  Rusia sigue demostrando un patrón sostenido de comportamiento desestabilizador, incluidas sus violaciones de la soberanía e integridad territorial de Ucrania y Georgia, y la violación, incumplimiento y elusión continuos de numerosas obligaciones y compromisos internacionales, incluido el Memorando de Budapest. Los ejemplos incluyen intento de interferencia en las elecciones aliadas, incluidas las elecciones presidenciales de Estados Unidos; campañas de desinformación generalizadas; y actividades cibernéticas maliciosas. Estados Unidos y otros aliados evalúan que todas las pruebas disponibles apuntan a la responsabilidad de la Federación de Rusia por el hack de SolarWinds. Nos solidarizamos con Estados Unidos. Condenamos el ataque a Alexei Navalny, una figura de la oposición rusa, con el uso de un agente nervioso del grupo prohibido Novichok. Cualquier uso de armas químicas, en cualquier circunstancia, constituye una clara violación del derecho internacional y contraria a la Convención sobre Armas Químicas. Los informes de que Rusia alentó ataques contra las fuerzas estadounidenses y de la OTAN en Afganistán también son motivo de preocupación.
     
  3. Los aliados seguirán trabajando en estrecha consulta para abordar las acciones de Rusia, que constituyen una amenaza para la seguridad euroatlántica. Hacemos un llamado a Rusia para que cese de inmediato su comportamiento desestabilizador y cumpla con sus obligaciones internacionales, como los Aliados hacen con las suyas, incluidos los acuerdos y compromisos existentes de control de armas, desarme y no proliferación. También pedimos a Rusia que cese sus provocaciones y reduzca inmediatamente las tensiones en las fronteras de Ucrania y en Crimea anexada ilegalmente.
     
  4. Mientras continuamos asegurando nuestra postura de disuasión y defensa, la OTAN permanece abierta a un diálogo periódico, enfocado y significativo, y a una relación constructiva con Rusia cuando las acciones de Rusia lo hagan posible. Lamentamos que Rusia continúe ignorando la invitación de principios de 2020 de la OTAN para celebrar una reunión del Consejo OTAN-Rusia.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí