Australia llevará a cabo una Comisión Real para examinar los suicidios entre militares en servicio y ex militares, dijo el lunes el primer ministro Scott Morrison, cediendo a la presión pública para encontrar formas de detener un número creciente de víctimas, según reporta un cable de Reuters.

Más de 500 han muerto por suicidio desde 2001, según muestran los datos del gobierno, una estadística que ha alimentado la ira del público, incluso entre el propio partido liberal del primer ministro.

“Creo y espero que sea un proceso de curación”, dijo Morrison a los periodistas en Canberra, al anunciar su llamado para que se establezca una comisión.

“Espero que sea un proceso mediante el cual los veteranos y las familias puedan encontrar algo de consuelo, pero obviamente no puede reemplazar la pérdida”.

El tema se volvió prominente en Australia luego de una campaña de alto perfil de Julie-Ann Finney, cuyo hijo David, un ex suboficial naval, se suicidó en 2019 después de haber sido enviado a Irak, Timor Oriental y Bougainville.

Las tropas australianas han estado participando en conflictos en Irak y Afganistán, y se han desplegado para misiones humanitarias en el Pacífico.

Estados Unidos, Gran Bretaña y Canadá también están explorando formas de reducir las tasas de suicidio entre el personal militar en servicio y el exmilitar.

Morrison dijo que espera que la Comisión Real comience las audiencias a finales de este año. Se esperan recomendaciones finales en 2023, dijo. Un comisionado nacional permanente se encargará de garantizar que se cumplan las recomendaciones.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí