Submarinista explica la tragedia del submarino KRI Nanggala-402 de Indonesia

Nanggala era idéntico a los submarinos 209 de origen alemán que operan las Armadas vecinales de Perú, Argentina, Colombia, Ecuador y Venezuela.

0
9192

Este sábado las autoridades de Indonesia confirmaban que el submarino KRI Nanggala-402 con 53 tripulantes a bordo se había hundido y todos los marinos fallecieron. La tragedia recordó lo que ocurrió en el Atlántico con el submarino argentino ARA San Juan.

Para entender que pudo haber provocado la tragedia, INFOGATE.CL se contactó con un especialista, con el capitán de Navío en Retiro y ex comandante del SS O’Higgins de la Armada, Felipe Bravo Cubillos quien señala:

Me han preguntado que sucedió con el SS 402 Nanggala de Indonesia, aquí va mi apreciación de los hechos, basada en la escasa información de primera fuente disponible.

Desde el primer momento era claro que el submarino estaba hundido a una profundidad muy superior a la de colapso seguro de su casco y que todos estaban muertos.

A contar de entonces, estimo que todas las declaraciones oficiales posteriores, como en el caso del ARA San Juan, han sido orientadas a frenar el escándalo que se les viene encima y desviar el dedo acusador de la opinión pública.

El Nanggala era idéntico a los submarinos 209 de origen alemán que operan las Armadas vecinales de Perú, Argentina, Colombia, Ecuador y Venezuela.

Luego de su Refit (Reparación muy extensa y profunda) del año 2012, el departamento central del Nanggala quedó muy parecido en equipos y sistemas a como eran nuestros submarinos 209 en la década de los 90 (ya no).

El Nanggala tenía a proa 8 tubos lanza-torpedos (TLT) y luego del Refit del 2012, 6 quedaron tipo swim-out para lanzar torpedos alemanes tipo SUT, probablemente modelos 264/266 y 2 TLT de descarga positiva para lanzar torpedos, misiles y minas.

Volviendo al análisis, los hechos que lo fundamentan son que el día del ejercicio el SS desapareció luego de informar que bajaba (a profundidad de seguridad) para efectuar “TORPEDO DRILL” (ejercicio de torpedos)… nótese que no dijo TORPEDO LAUNCHING (lanzamiento de torpedos) y que, al ser encontrados sus restos, las imágenes mostraron una pequeña botella plástica de jugo y restos de material aislante, posiblemente lana de fibra de vidrio. Además, las imágenes mostraron la destrozada vela (parte superior del submarino) en el fondo del mar.

Comenzando el análisis, los lanzamientos de torpedo de ejercicio, salvo un grado de entrenamiento MUY avanzado, se hacen a profundidad de periscopio (el submarino a unos pocos metros bajo la superficie del mar), para así poder elevar sus mástiles sobre el agua y mantener comunicaciones y visual de lo que está pasando mientras el torpedo corre.

Habían lanzado un torpedo poco antes.

Su dotación es de unos 40 hombres y llevaba 53. Probablemente observadores del ejercicio de lanzamiento de torpedos. Con tantas personas abordo, la atmósfera interior debió estar viciada y por ello lo natural es que, previo a bajar a mayor profundidad, hubieran aprovechado el tiempo y además de tener izada la antena de comunicaciones y el periscopio, hubieran izado el mástil de Snorkel PARA VENTILAR (cargando baterías aunque sólo sea por 10 minutos, lo que renueva el aire interior). Eso DESCARTA un problema igual al del ARA San Juan (explosión de hidrógeno concentrado luego del incendio que calentó las baterías y las hizo gasear más de la cuenta).

“TORPEDO DRILL” navegando es un ejercicio de RECARGA de torpedos en un TLT, para lo que se requiere que el 209 esté estable (sin el balance, ni el cabeceo que provocan las olas a profundidad de periscopio). Por eso resulta congruente que luego de anunciar el inicio del “TORPEDO DRILL”, bajara a profundidad de seguridad – aguas más profundas y calmas.

Un tubo lanza-torpedos tiene dos tapas hidráulicas. Una EXTERIOR, que cierra la comunicación con el mar y una INTERIOR, que comunica al tubo con el interior del submarino.

Dijimos que habían lanzado un torpedo antes. Esas armas ya no son como en las películas antiguas. En su versión moderna son guiadas por un cable bipolar que, como lo hace un autito de juguete, le permite recibir órdenes desde el submarino. Ese cable se almacena en un carrete en el interior del TLT y otra parte dentro del torpedo mismo.

Para sacar desde el interior del TLT el carrete del torpedo lanzado y/o para cargar un nuevo torpedo se realiza el TORPEDO DRILL. Por eso, al llegar a la profundidad adecuada es muy probable que abrieran la tapa  INTERIOR del TLT.

Antes, debieron haber cortado mecánicamente el flexible metálico de 60 mts. que protege del roce con el casco al cable bipolar de guiado del torpedo. A veces queda atrapado un trozo dentro del tubo y hay que sacarlo. Para ello y para sacar el carrete del cable, la tapa EXTERIOR del TLT (la que comunica con el mar) debe estar CERRADA y hay luces indicadoras e interseguros.

Creo que lo más probable es que al abrir la tapa interior del TLT, les había quedado mal cerrada la tapa EXTERIOR (la que comunica con el mar). ¿ Por el flexible metálico mal cortado? ¿Por falla de los interseguros?

Lo cierto es que se produjo una inundación descontrolada y la rápida bajada hasta la profundidad de colapso seguro del SS. Los antiguos submarinos tipo Oberon chilenos, de los cuales el SS O’Brien es hoy un museo abierto a visitas en la ciudad de Valdivia, tenían en su tapa INTERIOR un seguro mecánico de acero denominado Seguro Thetis (en honor al submarino británico HMS Thetis que en 1939 se hundió cuando abrieron la tapa interior de un TLT con la tapa exterior abierta). Ese seguro impedía que la tapa se abriera por completo al girar su anillo de trinca y hacía posible volver a cerrarla cuando se giraba mecánicamente.

La Armada de Indonesia mostró algunos de los restos del naufragio del submarino.

La botella de jugo y el resto de material aislante confirman esta teoría. Son indicativos de un aumento GRADUAL de la presión, hasta llegar a aproximadamente 400/500 Bares, que hicieron colapsar el casco. El aumento GRADUAL indica que había un hoyo (Tapas del TLT) comunicando la presión exterior del mar mientras el submarino se hundía. El caso del ARA San Juan es muy distinto. Se mantuvo estanco hasta que la tremenda presión aplastó el casco. Ese aumento instantáneo provocó que todo lo que había en su interior fuera PULVERIZADO. Por eso no se encontraron restos pequeños, sólo piezas de metal.

Imagen sin fecha proporcionada el domingo 25 de abril de 2021 por la Armada de Indonesia de partes del submarino KRI Nanggala que se hundió en el mar de Bali, Indonesia. (Armada de Indonesia vía AP)

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí