General Yáñez, en el día de Carabineros: “Hoy estamos comprometidos y trabajando activamente en un profundo proceso de reforma y modernización”

"Una reforma a una institución como Carabineros de Chile tomará su tiempo, “no por levantarse más temprano amanece antes”, advierte su general director.

0
1473

Con la añeja costumbre de publicar proclamas, discursos y manifiestos en el cada vez menos leído Mercurio, este 27 de abril, día de Carabineros, su general director, Ricardo Yáñez, publicó un manifiesto que se resume en: “Hoy estamos comprometidos y trabajando activamente en un profundo proceso de reforma y modernización. La sociedad está en constante cambio, es dinámica, y por esto debemos avanzar con ella. Una reforma a una institución como Carabineros de Chile (60 mil integrantes, 1.100 cuarteles operativos desplegados a nivel nacional, que adopta 17 millones de procedimientos anuales, 48 mil procedimientos diarios, 33 por minuto, que detiene a 660 mil personas al año, entre otros factores) tomará su tiempo, “no por levantarse más temprano amanece antes”.

 ¿Sabrá el equipo de asesores del general Yáñez que para poder leer El Mercurio tiene que tener suscripción, y que para leer la edición también hay que pagar y que cada vez menos se leen los medios tradicionales?

A continuación lo que publicó el general Yáñez:

Cuando hace cinco meses la cabo Joselyn Bustamante perdió una de sus piernas, al ser embestida por delincuentes en un auto, encontrándose aún en la sala de recuperaciones me dijo “yo no quiero dejar de ser carabinero”. Una vocación y un compromiso que me emocionaron, y que dan cuenta de que un carabinero, pese a la adversidad, jamás se rinde.

Al celebrar nuestros 94 años de historia, recuerdo la determinación de Joselyn porque los últimos años han sido duros para todos los carabineros. Jóvenes como ella, junto a otros más experimentados, enfrentamos un inédito estallido de violencia para el que nadie estaba preparado, y luego, triplicamos esfuerzos para contribuir a la contención de una pandemia que nos afecta a todos. Ambos desafíos ocurrieron justo después del grave daño a nuestra imagen y confianza ciudadana, a raíz de episodios complejos y dolorosos cometidos por un grupo de personas que se alejaron de nuestra doctrina y ética profesional. De todo lo anterior, hemos aprendido y mejorado.

Hoy estamos comprometidos y trabajando activamente en un profundo proceso de reforma y modernización. La sociedad está en constante cambio, es dinámica, y por esto debemos avanzar con ella.

Una reforma a una institución como Carabineros de Chile (60 mil integrantes, 1.100 cuarteles operativos desplegados a nivel nacional, que adopta 17 millones de procedimientos anuales, 48 mil procedimientos diarios, 33 por minuto, que detiene a 660 mil personas al año, entre otros factores) tomará su tiempo, “no por levantarse más temprano amanece antes”.

Obviamente, implementarla es mucho más lento que exigirla, pero ya tenemos avances en diversos ámbitos. Este año hemos trabajado junto a la Unidad Coordinadora para la Reforma, logrando incrementar a dos años la formación del carabinero, para hacerlo un mejor profesional de la seguridad; se fortaleció el respeto a los derechos humanos y dignidad de las personas en cada uno de los procesos educacionales (formación inicial, perfeccionamiento, capacitación y especialización). De igual forma, se modificaron los protocolos de actuación de control de orden público, se crearon unidades de derechos humanos en cada región del país, y se actualizaron sistemas de control financiero y rendición de cuentas, como señal de transparencia ante la ciudadanía.

Sin embargo, hay aspectos que la reforma no puede modificar. Al contrario, debe fortalecerlos. Lo que no podemos perder jamás es la vocación, el compromiso y la perseverancia. Estos valores que tienen los carabineros en todo Chile son el motor que impulsa a jóvenes como Joselyn a exponer incluso su integridad para detener a delincuentes; es lo que hace al cabo Daniel Carrasco no dudar en ingresar a una casa en llamas para rescatar a una persona, y es la convicción que tuvo el cabo Patrick Rivas al arriesgarse a recibir disparos cobardes, con tal de velar por la seguridad en el sur de nuestro país, terminando gravemente herido por balazos.

Todos quienes formamos parte de este gran país merecemos vivir tranquilos y en paz. Ahí está la esencia de nuestro rol. Por eso reiteramos, en nuestro aniversario, con mucha fuerza, que Carabineros es de todos; porque nos debemos a esa comunidad que prometimos proteger aún con nuestra vida si fuera necesario. Nuestros 1.221 mártires caídos en estos 94 años dan cuenta de este compromiso. La valentía, honor y generosidad de estos héroes nos debe seguir inspirando para mirarnos y cambiar lo que se deba cambiar, pero resguardando lo mejor de nosotros: aquello que permite que los “Carabineros de todos” estén siempre ahí, para tender la mano a quien lo necesite. Así ha sido durante toda nuestra historia, y así seguirá ocurriendo”, remata Ricardo Yáñez Reveco, general Director de Carabineros

Publicidad

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí