Luego de la aciaga jornada vivida ayer martes con la aplastante derrota en el Tribunal Constitucional, su reconocimiento del fallo y la obligada promulgación a ley del tercer retiro, este miércoles el Presidente Sebastián Piñera tuvo una noticia positiva desde el Congreso: desde la oposición señalaron esta jornada que la acusación constitucional en su contra entraba en un virtual “congelador”. Al menos por ahora

Si bien el texto del libelo continúa siendo redactado por un equipo jurídico, el fracaso de La Moneda en su intento de bloquear la iniciativa del tercer retiro y, sobre todo, la decisión del Mandatario de promulgarla a ley, provocaron un brusco cambio de escenario que ha llevado a varios personeros opositores a cuestionar la conveniencia de seguir adelante con la acusación, adelantando que durante esta semana podría tomarse una decisión al respecto.

Así, una de las principales impulsoras de esta acción política, la diputada del FRVS, Alejandra Sepúlveda, señaló este miércoles que “efectivamente, la presión sobre esta acusación ha disminuido, pero no quiere decir que las causas no estén presentes. Creo que la acusación constitucional está en el congelador, no es prudente hacerla hoy, el Gobierno está en el suelo”.

El PPD Ricardo Celis fue por la misma vía, al sostener que “categóricamente la acusación pierde fuerza desde el punto de vista ciudadano y desde la justificación de las razones“, añadiendo que “como bancada del PPD creíamos que se estaban constituyendo elementos que el mismo ministro del TC Iván Aróstica invoca respecto de la obligación del Presidente de entregar seguridad a la población. Pero mi impresión es que resuelto el tema por el TC, hoy la acusación se relativiza bastante“.

Por el contrario, en la Democracia Cristiana las aguas en torno a esta idea no están del todo claras. Gabriel Silber, subjefe de bancada de diputados falangistas y otro de los promotores de esta iniciativa, afirmó que “el Presidente Piñera con sus malas decisiones ha puesto en riesgo la seguridad de los chilenos, así que hay mérito para una acusación. Pero vamos a discutir y evaluar ahora la pertinencia de avanzar con el libelo acusatorio“.

A su vez, el diputado de UNIR (parte del Frente Amplio), Marcelo Díaz, manifestó que “la meta del Frente Amplio es impulsar la acusación constitucional y coordinarse con el resto de las bancadas”, aun cuando dejó la puerta abierta a la posibilidad de descartar el libelo al precisar que “no es tanto lo que decida el FA, sino que la evaluación que hagamos como oposición“.

Pero algunos aún apuntan a continuar con el trámite del libelo, y es así que la diputada Claudia Mix, de Comunes (también parte del FA), es la única de los patrocinantes originales que promueve continuar, si o si, con la acusación.

“Desde Comunes seguiremos trabajando en la acusación, es un peligro para Chile tener un Presidente soberbio, egocéntrico, que no entiende que su prioridad debe ser proteger a los chilenos”, aseveró.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí