El presidente colombiano, Iván Duque, dijo el domingo que retiraría una reforma fiscal propuesta después de protestas a veces violentas y la oposición generalizada de los legisladores, aunque insistió en que aún es necesaria una reforma para garantizar la estabilidad fiscal, reseña un cable de Reuters.

Duque dijo el viernes que la ley se revisaría para eliminar algunos de sus puntos más controvertidos, incluida la nivelación del impuesto a las ventas sobre los servicios públicos y algunos alimentos, pero el gobierno había insistido anteriormente en que no podía retirarse.

Las protestas contra la reforma han provocado múltiples muertes en todo el país desde que comenzaron el miércoles.

“La reforma no es un capricho es una necesidad (…) Le pido al Congreso que retire la ley propuesta por el Ministerio de Hacienda y procese urgentemente una nueva ley que sea fruto del consenso, a fin de evitar la incertidumbre financiera”, dijo Duque en un video.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí