El ministro del Interior, Rodrigo Delgado, defendió la agenda de mínimos comunes que plantearon con el Congreso y, alineándose con lo afirmado por la presidenta del Senado el pasado viernes, descartó que haya una “cocina” entre ambos poderes del Estado.

Así, el secretario de Estado defendió que “no podemos demonizar la palabra acuerdo, pero hay gente que no le gusta, que considera que es una especie de cocina”, en conversación con Radio Agricultura.

Acotó en este punto que “yo creo que los acuerdos son básicos. Otra cosa es llegar a acuerdo en todo, pero se puede llegar a acuerdo en algunos temas, sobre todo en aquellos que tienen que ver con llegar a más cobertura y recursos a la gente”.

“Espero que avance el diálogo por la vía que se estableció, con sus representantes y que se pueda llegar en esa mesa a un buen acuerdo, a una buena gestión para poder darle a la gente la tranquilidad que necesita y merece. Más tensiones hoy día son innecesarias, por lo tanto si bien es cierto la propuesta va en línea con lo que vamos a llegar con los mismos representantes de ambas cámaras, yo esperaría que las negociaciones siguieran en un solo punto y en una sola mesa”, explicó el titular de Interior.

En ese sentido, recalcó que en este diálogo establecido con el Congreso, “la primera prioridad es la agenda de protección social, en donde queremos aumentar del 80% al Registro Social de Hogares al 100%. Con eso, ingresarían 700 mil familias a esta nueva agenda de protección social, con el nombre que sea, ahí hay que buscar el nombre, pero lo que ya se ha hecho con el IFE, aumentar cobertura, tal vez aumentar  monto y ver cuáles son los meses  más complejos para tantos millones de chilenos”.

Por otra parte, el jefe de gabinete abordó la propuesta de renta básica universal propuesta desde la oposición y que se planteó en la conversación del pasado viernes, sosteniendo que “primero hay que definir universal”.

Sería absurdo que esa renta universal le llegara a las personas más ricas de Chile. Hay que poner un corte y el corte se ha puesto, en lo que se ha hablado y no es oficial y van a ser justamente la conversaciones (…), pero lo que se tiene bastante avanzado es pasar del 80% del Registro Social de Hogares al 100% de las personas que están en el Registro Social de Hogares”, añadió.

De este modo, habrían 14 millones y medio de personas “quienes recibirían esta renta extendida”.

“No es que se pase de cero a cien, la base va a ser lo que ya se ha hecho con el IFE y habrá que ver cuánto en conbertura y cuánto en monto va acrecer y en cuánto tiempo, y eso va a ser frutos de conversaciones”, detalló.

A lo mejor el IFE tiene un cambio de nombre, en la línea de la renta universal, pero siempre pensando que hay que hacer un corte, porque sería ridículo que un ministro le tocara esta renta universal”, afirmó.

“Obviamente no puede para ser para todos. Si podemos llegar al 100% del Registro Social de Hogares, es un poco más del 70% de la población. Se ha crecido muchísimo en cuanto a la cobertura. Si se quiere llegar al 80% se tendrán que hacer los ajustes, pero todo esto tiene que ser materia de discusión en estas comisiones que ya empezaron a trabajar”, concluyó.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí