La crisis en la que está sumido el Gobierno no para, ya que ahora se conoció que el subsecretario de Servicios Sociales, Sebastián Villarreal, habría presentado su renuncia por su molestia a la gestión de la ministra de Desarrollo Social, Karla Rubilar.

Villarreal habría tenido desencuentros con quien es su jefa en el Ministerio y con algunos miembros del gabinete de Rubilar, debido a los cuestionamientos que le han hecho al jefe de asesores presidencial, Cristián Larroulet, quien además es su suegro.

Asimismo, otra cosa que habría molestado al subsecretario es que no estaba de acuerdo con la idea de ampliar las ayudas a través del Registro Social de Hogares como también desvincular el Plan Paso a Paso de los requisitos para poder acceder al IFE.

Además, en los pasillos de Palacio y en los círculos de asesores de La Moneda también se critica el modo, el tono y la forma en que la ministra Rubilar ejerce su mando en la cartera, lugar donde han  pasado muchos jefes de prensa.

Esa situación también aconteció cuando Rubilar era Intendenta Metropolitana, donde ejercía un trato tan o más complejo que el de exministro Alberto Espina, pero que en el caso de la secretaria de Estado se suma que el hecho que el propio gabinete la tiene a distancia  por su “compleja” personalidad.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí