Un grupo de diputados presentaron un proyecto de acuerdo para solicitarle al Presidente Sebastián Piñera que condene la violencia policial que está ocurriendo en Colombia, luego de la crisis social desatada por una iniciativa del Gobierno de reforma tributaria y que ha provocado la muerte de una veintena de personas, cientos de heridos y destrucción en varias ciudades de ese país.

El diputado PC, Boris Barrera, llamó al Ejecutivo a no tener una actitud pasiva y tomar una posición de irrestricto apego y respeto a los derechos humanos, valorando el apoyo de diversas bancadas que apoyaron la iniciativa.

Para el parlamentario, la ola “represiva que está llevando a cabo el Presidente Iván Duque contra el pueblo colombiano, es inaceptable y amerita la condena internacional”.

Según señala el proyecto de resolución y conforme a lo informado por la Defensoría del Pueblo, al 3 de mayo hubo al menos 19 muertos y más de 800 heridos tras cinco días de protesta. La suma de actos denunciados incluye abusos sexuales, golpizas, disparos con armas de fuego, uso arbitrario e indiscriminado de la fuerza, entre otros.

Entre las víctimas fatales se encuentra Santiago Murillo, joven de 19 años, quien fue muerto por disparos en el pecho efectuados por policías que se bajaron de una tanqueta que recibió un piedrazo. El vehículo, que es blindado, no sufrió daño alguno, sin embargo, procedieron a disparar contra el joven sin acreditar el origen del lanzamiento de la piedra y sin juicio alguno. Similar situación ocurrió con Marcelo Agredo, joven de tan solo 16 años, fue asesinado por policías por estar participando en las manifestaciones, vulnerando derechos básicos.

Ante estas graves denuncias, el ministro de Defensa, Diego Molano, aseveró que existen investigaciones en curso y que la Fiscalía General de su país se encuentra recabando información y antecedentes al respecto. No obstante, adelantó que la responsabilidad era de los propios manifestantes.

En este sentido, Barrera criticó el silencio cómplice de autoridades a nivel internacional, indicando que “todos los amigos del Presidente Duque, los amigos del Grupo de Lima, sus amigos de la OEA, todos ellos están callados y eso es lo que nos indigna, porque es casi lo mismo que ocurrió acá en Chile después del 18 de octubre cuando la gente sale a movilizarse por mejoras de vida. Allá es en contra de una reforma tributaria que no les conviene y el gobierno neoliberal al igual que el de Chile responde con represión, con muerte, con muchos heridos y con violación sistemática a los derechos humanos”.

Para el parlamentario y representante del PC, la necesidad de un pronunciamiento del primer mandatario es evidente, agregando que “acá es un llamado directo al Presidente de la República a que él se oponga y que haga un llamado al gobierno de Colombia al cese de la violencia policial y al cese de las muertes que están sucediendo”.

El diputado destacó la transversalidad del apoyo que logró el proyecto que fue ingresado este miércoles a la Cámara y dijo esperar que sea aprobado y puesto en tabla a la brevedad.

El proyecto de resolución de autoría del diputado Boris Barrera fue firmado además por Jorge Brito, Marcelo Díaz, Carmen Hertz, Tomás Hirsch, Claudia Mix, Rubén Moraga, Emilia Nuyado, Marisela Santibáñez y Guillermo Teillier.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí