Armada desarrolla intensa campaña de fiscalización en aguas antárticas

El OPV "Marinero Fuentealba" patrulla la zona desde el 22 de mayo en cumplimiento de los compromisos suscritos por Chile con la CCAMLR, y que busca entre otros, proteger la pesca ilegal del krill, recurso fundamental para la biodiversidad antártica.

0
648

El OPV “Marinero Fuentealba”, dependiente de la Tercera Zona Naval, se encuentra desde el pasado 22 de mayo patrullando el Territorio Chileno Antártico, como parte del cumplimiento de los compromisos suscritos por el Estado de Chile frente a la Convención sobre la Conservación de los Recursos Vivos Marinos Antárticos (CCAMLR), y que busca entre otros, proteger la pesca ilegal del krill, recurso fundamental para la biodiversidad antártica.

La unidad naval, construida en Asmar Talcahuano, efectuó la fiscalización de pesca autorizada a naves de distintas nacionalidades. En las tareas se controlaron un total de 11 naves de nacionalidades extranjeras, donde se verificó que la actividad pesquera se realizara de acuerdo a las normas establecidas.

Desde el Estrecho Branfield, frente a las Islas Shetland del Sur, a más de mil kilómetros al sur de Punta Arenas, el comandante de la unidad, Capitán de Fragata Gerardo Zwanzger, aseguró que “nos encontramos realizando tareas de identificación e inspección de pesqueros internacionales que están efectuando la extracción de recursos vivos desde el Territorio Antártico Chileno”, agregando que “este tipo de tareas permita verificar la extracción racionalizada y cumplimiento de las cuotas establecidas de la extracción del recurso krill en el Territorio Chileno Antártico”.

Es importante destacar que la CCAMLR surge desde la necesidad de considerar las graves consecuencias del aumento de las capturas de krill en el Océano Austral, a fines de la década de 1970, así como también en la fauna marina, especialmente en aves, focas y peces que dependen en gran parte del krill para su subsistencia.

De esta forma, hacia 1980 diferentes estados, entre ellos Argentina, Australia, Bélgica, Chile, Francia, Alemania y Japón, establecieron acuerdos sobre una Convención de Conservación de amplio alcance, que trataría no solamente de los efectos directos de la recolección de organismos específicos, sino también de los efectos indirectos de la explotación en otras especies.

Después de una serie de reuniones diplomáticas y científicas, se firma el 20 de mayo de 1980, contando en la actualidad con 34 Estados.

El Comandante en Jefe de la Tercera Zona Naval Contraalmirante Leonardo Chávez, concluyó que “es de esta manera como la Armada de Chile, a través de la Tercera Zona Naval, da cumplimiento al Área de Misión Seguridad e Intereses Territoriales, y Cooperación Internacional, cumpliendo la misión asignada por el Estado de Chile, con unidades de alta tecnología y que han sido construido íntegramente en Chile y por chilenos”

Publicidad

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí