Dirigentes sindicales y cambio de aforo para comercio: “Es bueno, pero llega tarde y no es suficiente”

Los sindicalistas apuntan sus dardos contra el presidente de la Cámara Nacional del Comercio, Ricardo Newes, y coinciden en que se necesita fortalecer la fiscalización de los protocolos sanitarios.

0
301

Algunos dirigentes sindicales valoraron las nuevas medidas adoptadas por el Gobierno en relación a los aforos para el comercio, pero critican que llegan demasiado tarde y que no son suficientes para alcanzar el anhelado control de contagios por Covid-19, que ya suman 30 mil muertes desde que la pandemia llegó al país.

En ese sentido, apuntan sus dardos contra el presidente de la Cámara Nacional del Comercio, Ricardo Newes, y coinciden en que se necesita fortalecer la fiscalización de los protocolos sanitarios.

Parece que el estilo del gobierno es llegar siempre tarde. Los funcionarios de farmacias, venimos solicitando esto a las autoridades desde agosto del año pasado y recién ahora responden. Si nos hubieran escuchado antes, tal vez podríamos haber evitado cientos de muertes”, señaló Mauricio Acevedo, presidente de la Federación Nacional de Trabajadores de Farmacias, quien asegura que lo pidió a las Subsecretaría de Prevención del Delito, la Dirección del Trabajo y al Minsal, en reiteradas oportunidades.

Explica que como las farmacias no consideraban a los trabajadores en el aforo, llegaban a tener 40 personas adentro, entre funcionarios y público. “Esto era muy grave, porque a las farmacias acuden personas enfermas y, claramente, se producían contagios más fácilmente”, dijo.

A su vez, Juan Moreno, vicepresidente nacional de la CUT y presidente del Sindicato Interempresas de Líder, apunta su dardos contra el sector del empresariado que insiste en privilegiar las ventas, por sobre la salud de las personas.

Es impresentable que algunos empresarios, nuevamente, digan que por este tipo de medidas, que solo buscan cuidar la salud de la gente, ellos van a tener que despedir gente. No es posible que pretendan imponer un chantaje de este tipo. Si el problema son las ventas, entonces busquemos otras soluciones que tengan que ver con el control de la pandemia, pero dejen de esconderse detrás de las pymes, como siempre. Lo único que les importa es tener las salas de ventas aglomeradas”, expresó.

En este sentido, Manuel Díaz Tapia, vicepresidente de Organización de la CUT y presidente de la Coordinadora de Sindicatos del Comercio y Servicio Financieros, precisó que “si con Manuel Melero, el ex presidente de la Cámara Nacional del Comercio, teníamos problemas para ponernos de acuerdo, con el actual presidente, Ricardo Mewes, podemos llegar a tener aún más problemas”.

Mewes criticó por la prensa los nuevos aforos para el comercio, a su juicio, las medidas pondrían más “trabas y restricciones a su labor”. Pero para los dirigentes sindicales “esto tiene una sola lectura y es que el empresariado privilegia la inversión, las ventas y el funcionamiento del mercado, sobre el cuidado de la salud de las personas”, indicaron.

Díaz explicó que el nuevo aforo no sirve, por ejemplo, en los supermercados, donde igual se podrá tener líneas de 40 cajas abiertas, generándose la aglomeración que los expertos en salud, tanto piden evitar.

Como dato, indica que los fallecidos por Covid19 siempre tienen alguna relación directa con algún trabajador de la primera línea de la salud o del comercio, de ahí la necesidad de limitar la cantidad de personas que están en las tiendas y los centros comerciales.

Solo con Walmart hemos conseguido llegar a un acuerdo, para vaciar los supermercados si se supera el aforo, el resto de las cadenas no ha querido tomar medidas drásticas”, afirmó.

Los dirigentes coincidieron en la necesidad de fortalecer la fiscalización para que se cumplan los protocolos de seguridad contra la pandemia y en eso Moreno señala que la tarea deben asumirla tanto las autoridades de Salud, como la Dirección del Trabajo.

Acevedo, por su parte, enfatiza que las empresas no han querido hacerse cargo de aspectos tan básicos como la sanitización de los locales. Mientras tanto, Chile registra más de 100 muertos diarios por Coronavirus.

Después de más de un año, las autoridades accedieron a modificar los aforos dentro de los locales y centros comerciales, incorporando finalmente a los trabajadores. Hasta la semana pasada, los funcionarios del comercio no eran contabilizados, solo se contemplaba el número de clientes.

Desde el 1 de junio, las comunas en fase 1, 2 y 3 del Plan Paso a Paso, podrán tener 1 persona cada 8 metros cuadrados y los centros comerciales, 1 cada 10 metros cuadrados. En tanto, las comunas en fase 4, podrán tener un aforo de 1 persona cada 4 metros cuadrados.

Desde la visión de los sindicalistas, los cambios han presentado resistencia entre los empresarios y por eso, hacen un llamado a las autoridades a fiscalizar.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí