Conjugando una serie de propuestas del oficialismo, la oposición y el Gobierno en el marco de la agenda de mínimos comunes, el Senado aprobó este martes, el proyecto de ley que entrega un alivio económico a las micro, pequeñas y medianas empresas de distintos rubros consistente en un bono de un millón de pesos, además de otros beneficios adicionales.

La iniciativa, que fue aprobada unánimemente, deberá ser ahora estudiada y votada en la Cámara de Diputados.

El proyecto establece que las micro, pequeñas y medianas empresas que sean del rubro de la gastronomía, eventos de cultura, peluquería, belleza, gimnasios, servicios de turismo, transportes y los jardines infantiles recibirán el bono, siempre y cuando hayan tenido al menos una venta durante 2019.

Las otras condiciones para acceder a este beneficio es que hayan tenido, en algún momento, al menos un trabajador contratado y que hayan declarado ingresos por ventas al menos en dos meses durante 2020.

El bono está dirigido a las empresas cuyos ingresos anuales no hayan superado las 25 mil Unidades de Fomento (UF) en 2020.

El proyecto establece además que las empresas que deban pagar IVA recibirán la devolución de tres meses de este impuesto, de 2019, con un tope de dos millones de pesos.

En el caso de las mipymes que tengan como titular de la empresa a una mujer, recibirán un 20 por ciento adicional.

La postulación al beneficio será de forma electrónica en un sitio web habilitado por el Servicio de Impuestos Internos (SII) y se pagará 20 días después de hecha la solicitud.

La presidenta del Senado, Yasna Provoste, valoró la aprobación de la normativa, que está dentro del marco de las conversaciones por los mínimos comunes que sostuvo parte de la oposición con el gobierno, y que también incluyó el nuevo Ingreso Familiar de Emergencia (IFE), que llegará a cerca del 90 por ciento de los inscritos en el Registro Social de Hogares (RSH).

“Quiero valorar el espacio de diálogo, que ambas mesas, tanto la Cámara de Diputados y el Senado, concurrimos al llamado del Presidente pensando en lo mejor para el país. El diálogo por Chile es un país que nunca debemos abandonar y nada puede estar por sobre el bien de nuestro país, de sus familias y de las empresas de menor tamaño”, dijo Provoste.

Estamos conscientes que el acudir a este diálogo tuvo costos, pero para nosotros nada es más importante que el bienestar superior de nuestro país. Este diálogo fue hecho con estándares distintos, con estándares de transparencia”, agregó.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí