Luego que 33 constituyentes de la Lista del Pueblo y algunos del Frente Amplio decidieran firmar un acuerdo en la que llaman a no subordinarse al acuerdo logrado el 15 de noviembre de 2019, la clase política puso el grito en el cielo ante la posibilidad de que un importante grupo de electos para redactar la nueva constitución se sumen a esta propuesta y fueron varios dirigentes y parlamentarios que ya han manifestado su preocupación por que no se respetaría  el pacto alcanzado.

La presidenta del Senado, Yasna Provoste, dijo en radio Universo que “a mí, personalmente, me parece curioso ahora venir a desconocer el Acuerdo por la Paz, que es el que da inicio al itinerario constituyente, cuando muchos de ellos participaron e incluso fueron candidatos y electos”.

Cuando uno desconoce algo no se presenta como candidato. Cuando todos presentaron su nombre, hay una confirmación y validación de un proceso que nos parece muy importante, que es cómo a través de esta vía vamos a escribir una nueva constitución”, señaló.

Incluso añadió que “los bordes son los que se le ha dado, porque la tarea es escribir una nueva constitución en una hoja en blanco y lo que se establece en la reforma constitucional, son algunos principios en los que ellos se mueve”.

Lo que creo es que el mandato que tienen los 155 constituyentes es un enorme desafío y yo estoy segura que van a cumplir ese mandato ciudadano que es presentar una nueva constitución que va a tener además un plebiscito de salida”, sostuvo.

Por su parte, el diputado RN, Diego Schalper, dijo que los constituyentes firmantes “están equivocados. Lo que hemos hecho nosotros en la Constitución es darles un poder derivativo con ciertos deslindes, con ciertas normas, entonces ellos no pueden hacer lo que quieren”.

Pero acá, cuando las mayorías no participan, ciertas minorías organizadas quieren imponer sus términos y nosotros no podemos tolerar una dictadura de las minorías. Por lo tanto, si estas personas creen que desde ese tercio van a venir a imponer sus términos, están profundamente equivocados”, afirmó.

En tanto, el candidato presidencial de RN-PRI, Mario Desbordes, sostuvo que lo planteado por la Lista del Pueblo “son absolutamente inaceptables”, ya que las “reglas del juego que estableció el acuerdo el 15 de noviembre en el que trabajamos muchos y transversalmente, deben ser respetadas”.

Al respecto, Desbordes dijo que las “reglas del juego” fueron plebiscitadas y la “gente que votó apruebo o rechazo las conocía, quienes se postularon a la constituyente sabían en qué marco estaban postulando”.

Explicó que dichas reglas lo que buscan es un “proceso limpio, correcto donde se llegue a una constitución que represente a la mayoría de los chilenos y no solo a una izquierda dura, no solo a una derecha extrema”.

Asimismo, aseguró que si la convención constituyente no respeta el acuerdo, significa que “está viciada y si no respeta esta marco, el producto de esa constituyente sería nulo e inaceptable”.

A su vez, el diputado RN, Andrés Longton, dijo que esperaba que la declaración de los constituyentes “sea una manifestación aislada, ya que precisamente para lo que fueron electos es para redactar la Constitución, con reglas previamente establecidas. Por eso los eligió la gente, no para que una vez llegado al poder, se arroguen facultades distintas a las previamente establecida, eso sería traicionar y violentar la voluntad de la gente”.

Eso es inconcebible en un Estado de Derecho. Así que esperemos que encausen el diálogo, su postura, y se dediquen precisamente para lo que fueron electos, esto es, redactar la constitución y dejar la polarización, las fracturas de las instituciones de lado, para que se conviertan en un ejemplo de civilidad en el diálogo y los acuerdos, para que tengamos una Constitución que no responda a izquierda ni derecha, sino que nos pertenezca a todos”, mencionó.

En tanto, la diputada RN, Ximena Ossandón, aseguró que “me parece preocupante y de extrema gravedad, que un grupo de personas, que fueron escogidas tras un acuerdo y un proceso democrático impecable, que demuestra nuestro respeto a las instituciones, estén hoy desconociendo un acuerdo tan relevante para todos los chilenos, como es la redacción de una nueva Constitución”.

Y expuso que “los 34 constituyentes de la Lista del Pueblo, le deben una explicación a los chilenos, porque lo que están haciendo es poner en juego nuestra democracia. El espíritu- se supone- de este nuevo proceso, es el diálogo, el llegar a acuerdos. Querer romper las reglas de ante mano, no le hace bien al país, a la democracia y la convivencia nacional. Por lo demás, no responde a lo que la ciudadanía mandató con su voto en el Plebiscito de octubre del año pasado y que nace justamente por un Acuerdo por la Paz”.

Para el jefe de bancada de diputados UDI, Juan Antonio Coloma, señaló que “quienes fueron electos para redactar la nueva Constitución no pueden sobrepasar la norma constitucional que les otorga el mandato y que precisamente establece las formas para su funcionamiento. Por lo mismo, de acogerse la teoría que presentaron estos 34 constituyentes, se estaría vulnerando el Estado de Derecho y, por consiguiente, la Convención Constitucional sería ilegal e ilegítima”.

Nos parece de la más gravedad que quieran imponer al resto de los constituyentes las normas de funcionamiento del proceso, que quedaron claramente definidas en el acuerdo de noviembre”. “Por lo mismo -insistió el diputado gremialista-, si llegase a primar esta postura de grupos que de manera ilegítima se arrogan la representación de los chilenos, nos llevará a tensionar en forma peligrosa el desarrollo de la Convención Constitucional, convirtiéndola en ilegítima para los ojos de la ciudadanía”, apuntó.

Finalmente, el constituyente de RN, Cristián Monckeberg, sostuvo que “cuando uno se presenta como candidato a la convención constitucional lo que tiene que hacer es aceptar las reglas democráticas y esas reglas democráticas se establecieron no solamente en el acuerdo del 15 de noviembre, sino que después quedaron refrendadas mayoritariamente por la ciudadanía a lo largo de todo Chile en el plebiscito de octubre pasado”.

Pero démonos una oportunidad, más que ir a romper las reglas del juego, las reglas democráticas a la convención, démonos la oportunidad de dialogar, de conversar y de construir una nueva Constitución, ese fue el mandato del pueblo”, aseguró.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí